"Estoy contento con la ciudad, el clima…"

La web de la FIFA publicó ayer una entrevista con Bernd Schuster en la que se mostraba feliz por dirigir al Málaga. La publicación coincide de forma casual con su mal momento al frente del equipo blanquiazul. "Estoy muy contento. Se trata de un proyecto a largo plazo, porque sabíamos que se marchaban muchos jugadores importantes, pero la idea de poder formar un equipo e implantar un estilo de juego me atrajo mucho. Es el tipo de proyecto que gusta a cualquier entrenador. Y estoy contento con la ciudad, el clima… Es fantástico. Aparte de eso, nuestra vida es el fútbol, de modo que cuando no lo tenemos no somos tan felices. Entrenar te da mucha vida", afirmó el alemán a fifa.com.

Curiosamente, el mismo día que prefirió no hablar con sus futbolistas tras los malos resultados conseguidos, Schuster criticaba en la citada entrevista a aquellos técnicos que no se dirigían a su plantilla: "Para mí era muy importante que el técnico estuviese pendiente de mí y poder hablar con él… Pero muchas veces consideraban que no era necesario. Y todos los jugadores necesitan de esas conversaciones. Hoy, sin embargo, la comunicación es mucho más importante que hace 30 años. Los tiempos del 'ordeno y mando' han pasado, y un entrenador tiene que hablar mucho con sus jugadores".

Por otra parte, también de forma casual pues es un asunto que suscita críticas, Schuster justificó su forma de ser en el banquillo. "Muchas veces he visto sufrir a los jugadores por la actitud de los entrenadores en los partidos, así que me pregunté a mí mismo: '¿Como jugador, qué entrenador preferías: uno tranquilo o uno que siempre te estuviese recriminando cada pase fallado?' Y me decanté por la primera opción. Por eso no suelo pasarme el partido corriendo por la banda. Quiero que mis jugadores me vean tranquilo y con confianza en ellos pase lo que pase", dijo.

"Conseguir buenos resultados con el Málaga significaría lo mismo que conquistar un título con el Madrid. Cuando estás en un equipo grande no celebras tanto las victorias del día a día. Cuando ganas sólo piensas 'tendremos tranquilidad para los próximos dos días', que es lo que tarda en llegar el siguiente partido", señaló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios