"Estamos cuartos"

  • "¿Cómo estarán entonces los demás si seguimos ahí?", asegura el presidente, Eduardo García, como mensaje tranquilizador · "Necesitamos el apoyo de todos para mejorar, no hay dramas", añade

Comentarios 3

La luz roja lleva varias semanas encendida en el Unicaja, las derrotas caen y no se ven atisbos de reacción. La preocupación, evidentemente, es honda en todos los estamentos del club. 10 derrotas en 11 partidos, los números muestran una realidad alarmante. El mensaje que emana desde el club, no obstante, es de preocupación contenida, pero de respaldo a técnicos y jugadores.

En el entrenamiento vespertino de ayer estuvo Eduardo García, presidente del club. Últimamente tiene que acudir más de lo que desearía. Y se esfuerza por transmitir tranquilidad. "Vamos a tener paciencia, estamos cuartos en la Liga Endesa, estuvimos en la Copa y el Top 16. El Bilbao o el Caja Laboral, rivales de nuestro nivel, no estuvieron en una de esas dos citas. Las cosas son así, esto es deporte. Si nosotros estamos mal, ¿cómo estarán los demás?", lanza como pregunta retórica el mandamás cajista, que no oculta que no "lo estamos haciendo bien, la intención es la contraria de lo que sale. Se acumulan las lesiones, no sé si nos ha mirado una bruja o algo, pero no es normal. Ahora cayó Garbajosa, un jugador muy importante que da experiencia. Sólo puedo decir que tanto técnicos como jugadores trabajan honestamente todos los días. Igual o más que hace 50 días, cuando se clamaba por la renovación del técnico y de jugadores. Que está escrito en prensa o webs o dicho en la radio por los mismos que ahora abogan por cambios radicales. Hay que relativizarlo. Más tarde o más temprano resurgiremos".

Cuestionado por la posibilidad de que haya refuerzos, que se han estudiado en los últimos días, incluso con negociaciones que se avanzaron, caso de Krunoslav Simon, Eduardo García dice que hay "13 jugadores del primer equipo más unos cuantos más del LEB Oro que llaman a la puerta, cuatro o cinco han entrenado en la peor racha de lesiones. Es muy difícil hacer movimientos económicos ahora mismo, creo que nadie es ajeno a la situación que existe. Claro que miramos cosas, es nuestra obligación hacerlo y vamos a seguir mirando. Si se concreta alguna gestión con algún patrocinador, pues igual sí puede salir. Pero las cosas son como son ahora mismo".

"Un afamado técnico nacional me decía que si las ochos derrotas que llevamos se reparten dos en octubre, dos en diciembre, dos en enero y dos en febrero no ocurre nada, pero lo que pasa es que han llegado de golpe. Necesitamos el apoyo de verdad de todo el mundo, de la afición, de los medios, de los comentaristas. Y que la suerte nos acompañe. Y que todos los jugadores vuelvan a ser lo que eran, seguro que si todos empujamos lo conseguimos", remacha el presidente cajista, que la pasada temporada tuvo que tomar la determinación de destituir a Aíto García Reneses y que ahora pretende que las aguas se calmen antes de tomar determinaciones drásticas. Su mensaje público es el de paciencia y tiempo para cuerpo técnico y jugadores. El tiempo dirá si las medidas conservadoras surten efecto o no.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios