Los daños colaterales de la Copa

  • Sevilla y Valencia han pagado cara la alternancia de partidos coperos con la Liga, en la que han sido cazados por Villarreal, Atlético, Málaga y Deportivo · El Real Madrid se consuela con consolidar su segunda plaza

Cuando en el pasado mes de noviembre el Real Madrid sufrió la sonrojante eliminación de la Copa del Rey ante el Real Unión en los dieciseisavos de final, alguien de la Casa Blanca se quiso consolar con la ventaja de centrarse en la Liga durante el durísimo enero que asomaba. Otros tendrían que capear el temporal de jugar miércoles o jueves y fines de semana, mientras que el bloque de Juande Ramos disfrutaría de plácidas semanas en Valdebebas. A toro pasado, se ha visto que los madridistas bien que lo han aprovechado. Han enlazado seis triunfos en este 2009, que junto al de la última jornada de 2008, ante el Valencia, suponen 21 puntos de 21.

Tamaña cosecha hubiera supuesto pensar en el título de Liga en condiciones normales. Pero este Barcelona no entiende de condiciones normales. No admite comparación alguna con nada de lo hecho antes en cualquier Liga. El líder también ha ganado estas siete jornadas a pesar de que las últimas cinco, las afrontó tras partidos coperos. Jugar ante Atlético en octavos, Espanyol en cuartos y la ida de semifinales ante el Mallorca no ha supuesto freno alguno a los azulgrana. Y tras la cuesta de enero, el Barça sigue a 12 puntos del Real Madrid pese a que ha jugado 11 partidos en apenas un mes, por sólo seis de su perseguidor.

Para otros habitantes de la azotea de la Liga, en cambio, sí que ha supuesto un lastre la Copa. El Sevilla, que había caído tres veces en toda la primera vuelta, cuenta sus partidos de la segunda por derrotas: tres ante Racing, Sporting y Betis. Ha acusado mucho el desgaste de sus durísimas batallas ante Valencia en Mestalla y Nervión, y ante el Athletic el pasado miércoles. También tuvo que rotar, lógicamente, ante cántabros y asturianos y bien que lo acusó. Total, que los sevillistas han sumado sólo 6 de los quince puntos por los que ha litigado tras jugar en el torneo del k.o. El equipo de Jiménez, hace tres jornadas, le discutía la segunda plaza al Real Madrid y aspiraba a abrir una brecha casi definitiva para su gran objetivo, volver a meterse en Champions. Hoy, está a 9 puntos del Madrid y su colchón se ha esfumado: tiene al quinto, el Villarreal, a un puntito. Su sacrificio en la Liga sólo se dará por bien empleado si no cae en San Mamés el próximo 4 de marzo y juega la final de Copa el 13 de mayo en Mestalla.

Quien ya es seguro que no jugará esa finalísima es el anfitrión, y eso que no reparó en esfuerzos para ello. Unai Emery rotó en Bilbao y Mallorca para preparar su pulso ante el Sevilla y el resultado fue que perdió los dos partidos de Liga. Ha sumado sólo 4 de los 12 puntos que ha buscado inmediatamente después de jugar un partido copero. Y el desenlace, una vez pasado el tormentoso mes de enero, es que los valencianistas, que han perdido en sus últimas cinco salidas ligueras y llevan 16 encuentros oficiales encajando al menos un gol, vuelven a tener al Villarreal de su manita y a dos puntos Atlético de Madrid y Málaga.

De los cuatro perseguidores de Sevilla y Valencia, sólo Atlético y Deportivo se han entretenido en la Copa este año 2009, y fue poco: en sus dos partidos de octavos ante el Barça y Sevilla, respectivamente. Villarreal y Málaga ya estaban apeados del torneo, y eso que aprovecharon para acercarse a esos golosos tercer y cuarto puestos. Es lo que tiene no desviar la mirada ni repartir esfuerzos.

Con febrero vuelven las competiciones europeas y ahí los que se frotan las manos son Málaga y Sevilla, que podrán centrarse en la Liga mientras Real Madrid, Villarreal, Atlético, Valencia y Deportivo representan al fútbol español en el continente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios