baloncesto fase de ascenso a leb platafrancisco josé tomé gonzález. entrenador del cb marbella

"Hay deseo de baloncesto en Marbella y no se puede perder"

  • El técnico malagueño habla de la temporada antes de afrontar la fase de ascenso

  • "La ciudad está preparada para tener un equipo arriba", admite

Francis Tomé, en el banquillo del Serrano Lima en uno de los partidos de la temporada. Francis Tomé, en el banquillo del Serrano Lima en uno de los partidos de la temporada.

Francis Tomé, en el banquillo del Serrano Lima en uno de los partidos de la temporada. / cb marbella

Tras más de media vida en el Unicaja, Francis Tomé (Málaga, 1973) cogió las riendas de un proyecto pujante. Un CB Marbella que da zancadas hacia adelante y que hoy se sube en el trampolín de la LEB Plata. Allí vuelve a disfrutar el entrenador malagueño, que batalló en dos guerras paralelas esta temporada. La vital la ganó, desde esta tarde quiere sellar la segunda. Para abrir boca, a las 17:30 espera en Gandía el CB Villarrobledo.

-Semana especial, ¿no?

-En ningún momento pensamos que podía llegar, había equipos con más potencial. De hecho, creo que era así. El equipo ha crecido mucho, ha jugado muy bien y se ha mostrado muy sólido durante todo el año. Cuando jugamos mal, perdimos, pero pasó pocas veces. El equipo no cometió casi ningún error durante el año y nos dio la suerte de jugar la fase de ascenso.

-Del año puede tener poca queja.

-Nuestro equipo el principal defecto que tenía es que era muy corto. Una vez que empieza la temporada y te enfrentas a rivales ves que era una realidad. Realmente la suerte que hemos tenido es el crecimiento individual de todos y especial de Jon Vigara y Mario Cervera, que son los junior. Los teníamos para completar entrenamientos y han sido importantes.

-¿Con qué se queda?

-Lo más bonito ha sido el hecho de que la cantera participase mucho en el primer equipo. Llenaban los partidos en el Serrano Lima, era como si jugáramos en familia.

-Llega la fase de ascenso. ¿Qué le parecen sus rivales?

-Villarrobledo es un equipo muy fuerte físicamente por el hecho de tener cinco americanos y Bruno Diatta, que se formó en el Unicaja. También hay algunos que se formaron en Cajasol. Un equipo con un potencial enorme y mucha energía, construido para ascender. Gandía es el máximo favorito porque juega en casa y fue campeón de la Conferencia E. Basado en los americanos, tres y un cuarto nacionalizado español. Son jugadores que creo que tienen más nivel de EBA, podían jugar en Plata u Oro. Se basa en ellos, pero tienen un lituano tirador y alguno más de experiencia. Sus americanos están por encima del resto de americanos. El Masnou no hablan de ellos porque no tienen americanos, pero sus jugadores tienen mucha experiencia y se han formado en canteras catalanas, llevan mucho tiempo jugando juntos. Es el equipo que mejor conoce el juego, si les desprecias te pueden ganar. Son rivales muy complicados y tendremos que dar nuestra mejor versión.

-No estarán solos en Gandía...

-Van familias de jugadores de la cantera, niños de la cantera que van a perder clase el viernes por ir a ver el primer equipo. Te anima a seguir apostando por algo que nació el año pasado en Primera Nacional y sigue creciendo. Hay deseo de que haya baloncesto en Marbella y no se puede perder.

-¿Ve preparado al club para un ascenso?

-Hasta ahora llevo tres años y el año que jugamos en Primera Nacional pensaba si estábamos preparados y la respuesta del club fue tremenda. Este año me pasó y la respuesta fue la misma. No me voy a hacer más esta pregunta. Estoy seguro de que se dará un paso adelante si es necesario. Tengo clarísimo que la ciudad está preparada y necesita tener un equipo lo más arriba posible, hasta la Plata puede quedársele pequeña.

-Desde fuera se ve que creen en un proyecto a largo plazo, dándole protagonismo a la cantera.

-Llevamos solamente tres años, la cantera no es una cosa que dé resultados muy pronto. Si el club deja de ser de cantera no tendrá sentido nada. El primer equipo debe ser el espejo de los pequeños. Si no llegan, queremos formar personas que sean en el futuro abogados, médicos o políticos, pero que se hayan formado en el baloncesto. Incluso que puedan ser entrenadores. Queremos que la cantera siga creciendo, que se les siga formando en valores para ser personas completas. Debajo del primer equipo debe haber unos pilares básicos.

-Hablemos de alguno de sus productos. Ahí está Alberto Díaz.

-Para mí Alberto es un ejemplo para la cantera del Unicaja, los niños de allí deben tener el póster de Alberto y quitar el de Curry. Alberto debe ser un ejemplo para todos los clubes de cantera de la provincia. Es un jugador que ha demostrado que con trabajo, esfuerzo y creyendo se puede conseguir lo que nadie esperaba. También lo pienso de Pepe Pozas, que en muchos momentos la gente no creía en él. Ha demostrado que con personalidad y tesón es capaz de conseguir cualquier meta.

-También luce ahora Domas Sabonis. ¿Lo veía a este nivel?

-Cuando lo entrené era un niño, creo que era junior. Ahí demostró una madurez tremenda. Cuando me di cuenta que él tenía posibilidades de jugar en Estados Unidos es cuando subió al primer equipo. Aún no siendo un jugador de participar mucho sí se ganó el respeto de todos los jugadores de la plantilla. Después de llegar allí siguió creciendo, mejoró su tiro, físicamente ya era fortísimo. Luego creo que tiene algo en sus genes y lo tienen los Sabonis, es muy competitivo. Esa unión le ha dado para ser importante y creo que no hemos visto al mejor Domas.

-Temporada muy dura en lo personal, ¿no? [Su pareja sufrió cáncer].

-Durísima, muy, muy dura. Gracias a Dios el final ha sido muy bonito. Ana [su pareja] y yo hemos jugado el campeonato más importante de mi vida y lo hemos ganado. Al final te queda el aprendizaje de saber que el baloncesto o el trabajo no es lo más importante. El baloncesto está para disfrutar. Eso le he transmitido a mis jugadores y espero que haya ayudado para hacer un año tan bonito. Todos oímos hablar de esa enfermedad, pero no sabes lo que significa hasta que la vives. Desde el primer momento la enfrentamos con valentía, a intentar vencerla. Ana ha sido ejemplar, una luchadora incansable. He aprendido más en este año y medio que en mis 43 restantes. Al final te queda esa felicidad de haber vencido y ese aprendizaje de que la vida está para disfrutarla. Hay que minimizar los momentos donde lo pasas mal.

-Disfruta de la vida y parece que recobra la ilusión por el baloncesto.

-Nunca la perdí, una semana después de que el Unicaja me apartara del equipo LEB ya tenía decidido que me venía a Marbella. He trabajado con esa ilusión siempre, en Marbella he trabajado mucho más duro de lo que hacía en Málaga. Te implicas en todos los equipos de cantera, en la organización del club... Disfruto mucho de lo que hago, me siento un privilegiado. Marbella es una ciudad que es perfecta para hacer algo bonito en el baloncesto. Poco a poco vamos creando esos mimbres y ahora falta que la ciudad y todas las empresas den un paso adelante y apoyen este proyecto, porque puede ser un proyecto de ciudad. La alcaldesa nos transmitió que el apoyo del Ayuntamiento va a ser total y que no tiene miedo a que crezcamos. Con esa ilusión vamos a Gandía, quieren crecer con nosotros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios