Cuatro días de gran baloncesto

AYER se celebró en Vitoria el sorteo de la Copa del Rey, para la que Unicaja y Akasvayu consiguieron su clasificación en la última jornada tras ganar al Cajasol y al Grupo Capitol respectivamente. Sobre el papel están todos los que deberían estar por presupuesto, historial y tradición. Quizás el Estudiantes, porque siempre ha sido un gran competidor en este tipo de torneos, y el Cajasol, por inversión realizada, son clubes cuya presencia en Vitoria no hubiese extrañado a nadie. Pero a día de hoy bastante tienen sevillanos y madrileños con preocuparse por la Liga ACB como para pensar en otras competiciones.

Es un tópico que se repite cada año pero la Copa es una competición totalmente diferente a cualquiera. Es un torneo muy abierto en el que no hay un gran favorito. Ni siquiera el anfitrión tiene un porcentaje más elevado de posibilidades, como ya se demostró al año pasado con el Unicaja. Lo que sí nos espera son cuatro días de gran baloncesto. La ciudad de Vitoria, como lo fue el año pasado Málaga, es un entorno ideal para celebrar un torneo de estas características. Además, el fútbol está en un segundo plano y el baloncesto, con los éxitos del Tau de la última década, es el primer deporte de la ciudad.

Tau-Unicaja

Enfrentamiento estelar en estos cuartos de final. Los vitorianos se suelen crecer jugando en casa, mostrando un juego más rápido y agresivo. El precedente del partido de liga disputado esta temporada en Vitoria (clara victoria local) no debe servir en este caso de referencia, puesto que el conjunto malagueño de hoy en día no tiene nada que ver con el de hace unos meses.

El Unicaja ha ido claramente de menos a más, contando en la actualidad con toda su plantilla salvo Alfonso Sánchez, por lo que sus variantes de juego son numerosas. La versatilidad de Marcus Haislip puede ser un problema para los locales. Rakocevic será la referencia del Tau. Suele jugar bien contra Unicaja pero deberá demostrar que es capaz de darle títulos a su equipo.

Bilbao-Barcelona

La demostración de que ser cabeza de serie no sirve de mucho en la Copa. Los jugadores de Vidorreta han realizado una primera vuelta excepcional, pero les ha tocado el vigente campeón. El Barcelona, como ya ocurriera el año pasado, llega como tapado, mostrando más sombras que luces en su juego. La semana pasada fue capaz de plantarle cara a todo un Panathinaikos para después ir a Murcia y perder con claridad. Sigue teniendo dependencia en su juego de las prestaciones de Lakovic.

El conjunto bilbaíno, por su parte, se presenta en Vitoria con mucho que ganar y poco que perder. El hecho de jugar con el Barcelona les quitará presión. En la Supercopa celebrada en Bilbao ya fueron capaces de derrotarles. Duelo en el que los jugadores exteriores de ambos equipos tendrán mucho que decir.

DKV Joventut-Pamesa

Eliminatoria igualada con dos equipos que están haciendo una gran temporada. En este caso el precedente de liga (victoria de los valencianos en Badalona) puede suponer un aviso para los catalanes, que deberían ser los favoritos. Interesante duelo exterior entre Ricky Rubio y Rudy Fernández, por una parte, y Shammond Wiliams y Rubén Douglas, por otra. En las prestaciones de estos duelos puede estar la clave de la victoria

Real Madrid-Akasvayu

El duelo más desequilibrado de estos cuartos de final. Todo lo que no sea victoria madridista sería la gran sorpresa del torneo. Marc Gasol tendrá una gran prueba de fuego frente a los potentes pívots del Real Madrid. El conjunto catalán no tiene nada que perder y saldrá a disfrutar del torneo y del partido. El acierto de sus jugadores exteriores (Sada, McDonald, Montáñez y San Emeterio) puede ser clave para poder estar dentro del choque. El equipo blanco es superior, sobre todo en los jugadores de banquillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios