Cuando hasta es difícil elegir al mejor

  • Estupendo rendimiento de los laterales: Rosales defendió sin hacer una falta y Torres amargó a Messi

Si hay días en que no se trata de elegir al mejor, sino al menos malo, hoy sería injusto no decir que cualquiera podría ser el más destacado. Todos, incluido el entrenador, aportaron de manera decisiva al resultado final. Aunque los Samus estuvieron toreros, seguramente lo que más llamó la atención fue el altísimo rendimiento de Rosales, que pasó de partidos decepcionantes a ofrecer un recital defensivo.

El lateral venezolano se mostró en su mejor versión justo cuando tenía delante al Neymar más enrachado desde que fichó por el Barcelona. Lo defendió a la perfección, sin cometer una sola falta, y alejándolo siempre del área y negándole soluciones. No contento con ello, ofreció ayuda a los centrales en los pocos balones a los que no llegaron y dio buena salida al esférico.

La pareja Angeleri-Weligton siguió demostrando una gran comunión. Con aplomo defendieron y se pudieron marchar sin decir que sufrieron demasiado. Galones también para Miguel Torres, que regresó al once a lo grande. Como lateral izquierdo con la misión exclusiva de frenar a Messi. Lo hizo tan bien, que el argentino tuvo que resignarse a jugar lejos del área.

En ataque, los Samus y Horta fueron flechas que aparecieron por todos lados. Entre ellos, una bisagra perfecta formada por Darder y Recio, que ocuparon muy bien los espacios y no les tembló el balón en los pies en ningún momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios