El dilema con Abrines

  • Tras la marcha de Saúl, el club necesita una cuarta ficha de cupo y medita alternativas

Comentarios 1

La marcha de Saúl Blanco deja un hueco en la plantilla del Unicaja. Más burocrático que real, puesto que en el último mes el alero asturiano no había contado para Chus Mateo, apenas jugó dos ratos sueltos. Pero ahora hay que rellenarlo y se buscan alternativas.

El puesto de Blanco lo asumirá en realidad Alex Abrines con todas las consecuencias. Era la idea del club, subirle al primer equipo y hacerle ficha en la ACB, algo que está recogido en el contrato que ambas partes suscribieron el pasado mes de junio. Están estipuladas cantidades y condiciones en el caso de que se procediera al ascenso.

Sucede que, en ese caso, Abrines no podría seguir jugando con el Clínicas Rincón Benahavís. Ayer, sin ir más lejos, lo hizo en Granada y anotó 17 puntos, con minutos y responsabilidades máximas.

En el acuerdo rubricado este verano por FEB-ABP-ACB se siguen exigiendo cuatro licencias de jugadores de formación con ficha del primer equipo. Con Abrines se empleaba hasta ahora la duodécima, reservada para jugadores vinculados. Ahora hace falta uno más que unir a Sinanovic, Berni y Garbajosa, los otros con tal condición.

Técnicos y dirección deportiva valoran las distintas posibilidades. Cabe hacer cambios de ficha hasta que Augusto Lima obtenga el pasaporte español (se espera que estemes, aunque la Justicia va a su ritmo) y el brasileño asuma esa cuarta plaza de vinculado. O sea, dar de baja o de alta a Abrines según proceda, con el consiguiente gasto de cambios de ficha que pudieran hacer falta más adelante por lesiones. O decidir apostar por el mallorquín a costa de ver mermados sus minutos en pista y que Lima asuma más tarde esa duodécima ficha. O que Abrines lo haga temporalmente hasta que el brasileño tenga los papeles... En fin, un lío.

También se estudia la alternativa de dar de alta con esa ficha de cuarto nacional a otro jugador del Clínicas. Y queda una posibilidad, que es contratar a algún jugador temporalmente hasta que Lima tenga los papeles. Una opción, por ejemplo, sería Alfonso Sánchez, que coge forma entrenando con el junior y el Clínicas tras superar su última lesión de rodilla. Hoy se toma una decisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios