El efecto Lillo no se acaba

  • El Almería remonta y golea pese a jugar con diez jugadores

El Almería se reencontró con la victoria tras varias jornadas sin conseguirla y respira en la zona baja de la clasificación, mientras que el Sporting se estanca en la parte media de la tabla

El equipo almeriense, con la intención de sacar el balón desde atrás, cometió un error en el minuto 11 y lo aprovechó el Sporting para adelantarse en el marcador. Rivera disparó y Chico paró el balón con las manos, por lo que fue expulsado. Diego Castro transformó el penalti y puso el 0-1 para los visitantes.

Curiosamente, cuando se esperaba lo contrario, el Almería se fue a por el partido, aún en inferioridad, y se hizo dueño del balón, por lo que al llegar al primer cuarto de hora consiguió estabilizar el marcador. La acción la creó Bernardello y el pase lo aprovechó Crusat, quien rompió el fuera de juego para batir a un impreciso meta Juan Pablo.

En la segunda mitad, el Sporting se fue a por el empate, aunque ni Diego Castro ni David Barral estuvieron acertados ante la meta de Diego Alves.

El partido comenzó a trabarse, lo que benefició a los almerienses, que buscaron el juego al contragolpe para tratar de matar el partido.

La expulsión de Barral fue la antesala del 3-1. En la contra, un pase de Domingo Cisma, en el minuto 80, le valió a Guilherme para congraciarse con la afición y marcar el gol definitivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios