Se empaña una noche de sobresalientes

  • Sergio Sánchez, héroe y villano tras hacer el 0-1 y luego propiciar el 2-2, representa los vaivenes del encuentro

La noche tuvo mucho más para escribir sobre sus héroes. El partido no fue para villanos pese a la remontada final, porque muchas cosas buenas se escribieron en el Bernabéu. Prácticamente todos caminaron por el sobresaliente. Sergio Sánchez, sin ir más lejos, estaba completando un encuentro de dulce. El 2-2, por el que incluso pidió perdón a la afición en Twitter apenas salido de la ducha, le sumió en la desazón después de un recital de anticipaciones y ayudas un magnífico testarazo para abrir la lata.

Isco, liberado en la mediapunta gracias al infatigable esfuerzo de Sebas Fernández, fue la conexión perfecta para hacer bueno el trabajo defensivo y habilitar las transiciones. Toulalan, por detrás del malagueño, completó el trabajo de siempre pero con la ayuda que habitualmente no tiene, como la de Apoño. Salvo Rondón, los cambios no dieron mordiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios