Un enorme Kuzmic no es suficiente para sacar la cabeza

  • El bosnio y Nguirane lideraron la reacción local en la segunda mitad, pero el Tarragona decidió al final

Lo intenta el Clínicas Rincón Benahavís. Pese a las dificultades, no se le puede acusar de conformista. Pelea cada partido al límite de sus posibilidades, pero es lo que hay. La temporada comenzó torcida y, pese a un amago de repunte hace unas semanas, no parece que vaya a enderezarse de aquí al final del curso. Quedan nueve jornadas y el filial cajista sigue cerrando la clasificación con sólo cuatro victorias, a dos, que pueden ser tres al final de esta jornada, del penúltimo clasificado: el CB Granada.

El encuentro de ayer pudo ser una metáfora de la temporada del Clínicas. Mal comienzo, reacción mediado el encuentro e incapacidad para culminar la remontada en los minutos finales. Salió frío el equipo malagueño, que pronto se vio con una clara desventaja, pero tiró de orgullo, liderado por un enorme Kuzmic (21 puntos, 15 rebotes y 38 de valoración) y el buen hacer de Nguirane (19, 10 y 26), y logró empatar a pocos minutos. Pero fue nadar para morir en la orilla. El Tarragona tiró e veteranía y dejó al Clínicas hundido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios