El equipo se concentrará en Benahavís el 21 de julio

  • Tapia ya está diseñando la planificación deportiva y los partidos amistosos de la pretemporada

La configuración del cuerpo técnico sólo cinco días después de que se consumara el ascenso a Primera ha agilizado todas las cuestiones relativas a la pretemporada. La fundamental es que el equipo regresará al trabajo en La Rosaleda el próximo 17 de julio y que sólo cuatro días después iniciará la pretemporada en Benahavís. En un principio, la duración de la estadía estival oscilará entre los 10 y los 12 días, aunque todo dependerá del número de encuentros amistosos que se cierren durante la estancia del equipo en el Gran Hotel Benahavís, donde ya se concentró el Málaga esta temporada antes del trascendental encuentro frente al Hércules.

El club ha descartado por tercer año consecutivo concentrarse en el extranjero ante las experiencias positivas de Cartaya (hace dos temporadas) y de Antequera (el año pasado). Desde el cuerpo técnico se considera que este tipo de estadías no son tan traumáticas para el jugador, que de esta forma puede estar más en contacto con sus familiares. En los próximos días, el preparador blanquiazul, Enrique Ruiz, transmitirá a los jugadores las consignas necesarias para que no descuiden su preparación. En ella jugará un papel fundamental Ramón Romance -en caso de que se confirme su regreso al Málaga-, preparador físico muy relacionado con el trabajo informático y personalizado de cada futbolista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios