"El equipo no tiene ninguna grieta", dice Muñiz

  • El técnico asturiano justificó el empate local en su continua búsqueda de las segundas jugadas

Seguramente, el vestuario del Málaga no goza de ningún termómetro tan bueno como la frialdad de Juan Ramón Muñiz. A pesar de la sensación que quedó de que se esfumaron dos puntos en el minuto 85 tras un buen partido, nada más acabar el encuentro el técnico asturiano siguió disfrutando, a su mesurado modo, de la buena trayectoria. "Lo positivo es que seguimos sumando. El equipo no tiene ninguna grieta. Mientras sigamos así, no habrá que mirar a los rivales que están por detrás de nosotros", manifestó.

Así, en su línea, más que lamentar que se perdieran dos puntos, celebró que la ventaja con los perseguidores se conserva en el listón de los siete. "Sacamos un punto más a los rivales y todo va bien, como se esperaba. Intentamos mantener la ventaja con los demás y por ahora lo estamos haciendo", añadió.

En cuanto al desarrollo de los 90 minutos, justificó la igualada del Eibar en la táctica que emplearon los de Javier Mandiola después del tanto de Nabil Baha: "Fue un partido complicado. Cuando nos adelantamos el Eibar apretó y tuvo momentos de hacernos fútbol en nuestra área. Hubo una igualdad grande y ninguno de los dos equipos supo concretar las ocasiones que tuvo cuando dominó".

Asimismo, a pesar de que una jugada a balón parado volvió a erigirse en el Talón de Aquiles del equipo, negó que el gol del Eibar obedeciera a un fallo en cadena de la zaga blanquiazul. "No es que tengamos problemas para defender los balones aéreos, es que es una virtud de ellos. Tienen buenos lanzadores y aprovecharon que buscaron esas opciones", indicó Muñiz, que negó que su equipo se replegara para mantener el 0-1: "Nos metieron balones largos buscando faltas y segundas jugadas. Ellos retrasaron líneas y dejaron huecos y posesión tras empatar. Hubo muchas alternativas en los 90 minutos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios