"Este equipo es mi vida"

  • El pívot escocés, en su mejor momento de la temporada una vez aparcadas las lesiones, asegura que el compromiso existe: "Para mí esto es lo más importante tras mi familia, los resultados me importan mucho"

Comentarios 1

Es uno de los hombres con mayor peso en el vestuario del Unicaja. Con las lesiones aparcadas, se ve ahora el mejor Robert Archibald de la temporada. Y Aíto y el equipo bien que lo agradecen.

-¿Qué sensaciones hay en el vestuario después de las tres victorias seguidas logradas tras la dolorosa derrota ante el Prokom?

-Seguimos progresando. Hemos tenido bastantes dificultades y momentos malos. No sólo el partido ante el equipo polaco. Tenemos que mantener un nivel de equilibrio que nos deje seguir trabajando y mejorando. Creo que llegaremos al play off en buena forma y con posibilidades de competir bien.

-Más allá de aspectos técnicos y tácticos, supongo que también habrá que mejorar en lo psicológico, la mentalidad, el carácter.

-Sí, sí. Es un tema complicado. Esta temporada lo más difícil ha sido el aspecto mental. Las continuas lesiones, los malos resultados y el ambiente que a veces hay en el Carpena complican ese aspecto. Resulta duro trabajar después de momentos tan difíciles. Pero hay que ser más fuertes mentalmente. Seguimos progresando. No vamos a arrojar la toalla y vamos a seguir luchando hasta el último momento.

-¿Tienen la sensación de que han salvado un match ball?

-Se puede decir así. Vamos a seguir trabajando en nuestras posibilidades en el Top 16. Si ganamos en Kaunas, vamos a ver cómo seguimos los siguientes partidos. Tenemos que ir uno a uno y, si tenemos un poco de suerte, podemos pasar.

-El equipo ha reaccionado esta temporada después de una derrota hiriente. ¿Será ésta la definitiva?

-Espero que sí. Es un problema que tenemos desde el primer día, desde la pretemporada. Es un problemas de consistencia, de solidez. Ahora estamos mejor, pero todavía queda trabajo en este tema. Somos capaces de defender bien, pero sólo a rachas. No somos capaces de mantener este nivel y eso para mí es la marca de un buen equipo, la capacidad de mantener el nivel de juego en los momentos buenos y malos. Tenemos que seguir mejorando.

-La gente se pregunta todavía qué les pasó ante el Prokom para hacer un partido tan malo.

-Fue el tipo de partido que puede darse. Fallamos casi todos nuestros tiros. Nos defendieron muy tácticamente y no pudimos reaccionar. No fuimos capaces tampoco de defender, sobre todo en el uno contra uno a sus tres americanos. Todo salió mal y el público se marchó muy descontento. Sin duda fue el peor día que he tenido en Málaga. Si somos capaces de reaccionar, podemos sacar algo positivo de aquello.

-¿Cree que se fue demasiado crítico después de aquella derrota?

-No sé. La temporada hasta ahora está siendo difícil para todos, no sólo para el público. Este equipo es mi vida. Después de mi familia es la cosa más importante en mi vida e intento jugar a tope cada vez que estoy en la pista. Los resultados me importan mucho. Tenemos una oportunidad de terminar bien la temporada y voy a ir a por ello con todo lo que pueda dar.

-¿Optar a esa quinta plaza y pelear por pasar del Top 16 son ahora los objetivos?

-Sí. Vamos a seguir trabajando en el Top 16 hasta que estemos eliminados. Nunca se sabe lo que puede pasar. Hay que seguir jugando y ver qué pasa. En la ACB aún queda mucho y debemos mantener el equilibrio. Si podemos empezar una racha y ganar más partidos, no sé si llegaremos hasta la quinta o la cuarta plaza, pero vamos a intentar quedar lo más arriba posible.

-La segunda vuelta del Top 16 se presenta complicada.

-Es complicada, pero así es el Top 16. La gente puede decir que un equipo no tiene calidad o nombre, pero nunca es así en esta fase. Muchas veces los equipos que entran como tercero o cuarto son capaces de pasar a los cuartos de final. Cuando estuve en el Scavolini le ganamos al Madrid y al Barcelona para pasar a cuartos de final. Ganamos en el Palau el último partido para pasar de fase. Todo es posible en el Top 16.

-A nivel personal, está atravesando su mejor momento de la temporada.

-Estoy mucho mejor físicamente. Desde Navidad hasta final de enero no tuve ningún día de descanso. Si el equipo entrenaba por la tarde yo venía por la mañana para hacer físico. Y me fue muy bien. Me encuentro mejor de piernas y estoy mejor de forma. Igual al inicio me equivoqué al intentar volver demasiado rápido después de mis lesiones. Siempre creo que puedo superar cualquier circunstancia y entrar en la pista para, al menos, ayudar al equipo. Pero después de dos meses en el verano sin poder entrenar por una pubalgia y otro mes por mi problema en el ojo, es difícil volver y estar en condiciones. El problema es que el equipo no ganaba y había urgencias. Después llegaron problemas en la espalda, que llegan cuando no estás físicamente bien. Me encuentro más fuerte, más capaz de jugar muchos minutos y de dar más al equipo.

-El juego interior es un poco débil defensivamente. ¿Está de acuerdo?

-Se puede decir. Freeland tiene más problemas jugando en defensa, pero es joven, lleva poco tiempo jugando y viene de un sistema en Canarias donde su entrenador prefería defender el uno contra uno sin ayudas. Aquí le cuesta un poco más porque debe pensar más en defensa. Pero tiene muy buena actitud. Siempre me pregunta por las situaciones que se dan en la pista. Le necesitamos jugando a su mejor nivel y no dudo de que va a seguir mejorando. A Printezis le pasa un poco lo mismo. Tienen que asumir la responsabilidad de intentar hacer lo que queremos aquí.

-¿Faltan centímetros desde la salida de Ndong y Haislip?

-No es un tema de centímetros. Ndong mide casi igual que yo. Tiene los brazos un poco más largos, pero es menos móvil. Lo de Haislip no es normal, porque es capaz de saltar de un campo a otro. Lo que necesitamos es saber las posiciones y estar un poco más sólidos.

-La semana que viene es la Copa del Rey. ¿Qué le pasa por la cabeza?

-Decepción por no estar. Me encanta la Copa, su ambiente. Soy muy competitivo y para mí torneos como este suponen grandes oportunidades. Estoy bastante decepcionado por no poder estar.

-La parte positiva es que el equipo tiene ahora más tiempo para seguir trabajando y mejorando.

-Es una oportunidad de estar con los jugadores que vuelven de sus lesiones para aclarar cosas en defensa y en ataque que nos van a permitir jugar con menos errores.

-¿Seguirá los partidos de la Copa por televisión?

-Supongo que los veré porque siempre son partidos buenos.

-¿Y con quién va?

-Hoy el mejor equipo es el Barcelona pero en la Copa eso no tiene mucho peso. No tengo predilección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios