Un escaparate global

En los vestuarios de la NBA se sigue hablando inglés, aunque cada vez con acentos más variados. En los últimos 25 años se quintuplicó la cantidad de jugadores internacionales y en la actual temporada se alcanzó un récord: 101 extranjeros de 37 países. El All Star, que arrancó anoche en Nueva York con un duelo entre las jóvenes promesas de Estados Unidos contra las del resto del mundo que militan en la NBA, refleja el carácter global de la liga norteamericana.

"Los jugadores de aquí no trabajan tan duro como los extranjeros", opinó con polémica en el comienzo de la temporada Gregg Popovich, entrenador de unos Spurs campeones de la NBA con nueve foráneos en el plantel. El éxito de la franquicia de Texas, con cuatro títulos en los últimos 12 años, incentivó a sus competidores a buscar talento más allá de la frontera estadounidense. Actualmente Canadá es el país que más jugadores aporta a la NBA (12), incluyendo los dos últimos números uno del sorteo del draft. Francia cuenta con 10 jugadores, mientras Brasil y Australia emergen con ocho. España es la siguiente en la lista con siete: Pau y Marc Gasol, Claver, Ricky Rubio, Calderón, Ibaka y Mirotic.

La importación de talento propuso también un cambio de cultura en la mejor liga de baloncesto en el mundo. Hay una tendencia al juego asociado y se reconoce el valor que los extranjeros aportan a los equipos.

La NBA traza su estrategia global llevando partidos de temporada regular a México o Londres y encuentros de exhibición a Brasil y China. "Estamos alcanzando nuevas audiencias. Cada vez que venimos aprendemos algo sobre nuestras experiencias anteriores y los errores que hemos cometido", dijo el comisionado de la NBA, Adam Silver, el mes pasado cuando los Bucks y los Knicks jugaron en Londres.

La expansión de la NBA va de la mano con el negocio. La Liga ya tiene en funcionamiento 13 oficinas ubicadas estratégicamente para ampliar el mercado. Silver reconoció que el objetivo a largo plazo es contar con cuatro equipos en Europa. "Tenemos un largo camino antes de establecernos en el Viejo Continente, pero es parte de nuestro plan", aseguró.

La estrategia expansiva se sustenta en la cantidad de los jugadores que llegan a la NBA. Muestra de ello es el cambio de formato en el desafío de las estrellas emergentes de ayer en el Barclays Center de Brooklyn. Los mejores jugadores de primer y segundo año de Estados Unidos contra los del resto del mundo. Un plantel global para una audiencia planetaria. El All Star tendrá cobertura televisiva en 215 países en 47 idiomas y para el evento se acreditaron a 534 medios de 52 países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios