Él club estrecha el cerco sobre Rubén y hará lo posible por incorporarle

  • El Werder Bremen, con dinero fresco tras la venta de Ozil, piensa en Weligton como refuerzo

El Málaga parece decididamente convencido en su idea de incorporar a Rubén a su nómina de porteros. Se espera que en las próximas horas el club pueda lanzar una ofensiva final por el gallego que de una vez por todas convenza al Cartagena, cerrado en banda a la espera de obtener una suculenta cantidad de dinero por sus servicios.

El motivo de la discordia radicaba en el valor de mercado del cancerbero, excesivo a juicio del Málaga por tratarse de un jugador que no tiene experiencia en la Primera División, justo a ojos del Cartagena habida cuenta de sus buenas condiciones y juventud (25 años), con el añadido de que aún le restan dos campañas de contrato y, por tanto, no tienen necesidad de venderlo.

Finalmente el quiste podría terminar de desaparecer con un nuevo aumento de la proposición blanquiazul, que podría superar el millón y medio de euros para satisfacer el deseo del propio jugador, que en la jornada del martes incluso acudió a los directivos del club blanquinegro para hacerles ver su inquietud por ver qué pasa con su futuro. No es descartable que a lo largo de la jornada de hoy se pueda hacer oficial su contratación.

Pero también podría haber bajas. Y es que, tal y como apuntaba ayer As, el Werder Bremen ha puestos sus ojos en Weligton, un central al que ya seguían desde tiempo atrás y cuyo espionaje ha continuidad durante el periplo del Málaga en Bad Kreuznach. Con dinero fresco por Ozil, todo es posible.

La lista de movimientos también tuvo protagonismo en Dani Toribio, quien llegó ayer por la tarde noche a Ponferrada, en medio de un buen chaparrón, junto con su agente. Toda una paliza para el centrocampista, que se desplazó en coche desde Málaga. El catalán se marchó contento, no sólo porque acudía a su presentación en sociedad con su nuevo equipo, sino porque antes cerró un contrato profesional con el primer equipo malaguista por tres temporadas. Como la primera de ellas cuenta desde ya, al regreso de su cesión tendrá ficha profesional con el Málaga y un sueldo más acorde al rendimiento que dio el pasado curso, tal y como venían fraguando su representante, David Aranda, y Sandro, cabeza visible de la dirección deportiva blanquiazul.

Por su parte, otros dos que a lo largo de las próximas fechas podrían encontrar nuevo acomodo son Helder y Baha. Según apuntaba en su edición de ayer el diario sevillano Estadio Deportivo, ambos habrían sido ofrecidos al Betis, que vería con buenos ojos su llegada, sobre todo con respecto al delantero. Sería difícil que el luso y el ariete aceptaran la petición por mor de tener que bajar de categoría, además de que ambos quieren continuar en Málaga. Lo que sí parece claro es que Jesualdo Ferreira ve poco protagonismo para ellos esta temporada, de ahí que el club y los representantes los tengan en la lista de ofrecimientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios