El eterno calvario de Alfonso Sánchez

  • El escolta marbellí sufre una rotura de ligamentos en su rodilla izquierda; ya la padeció en su derecha

El del miércoles fue un día complicado para Alfonso Sánchez, uno de esos días que ya había vivido con anterioridad y que no pensaba que se volvería a repetir. Durante el entrenamiento de su equipo actual, el Lagun Aro de San Sebastián, sufrió una torsión en su rodilla izquierda y pronto se dio cuenta de que se trataba de algo serio. Sintió que se le bloqueaba la rodilla y un dolor muy fuerte. Horas después los médicos del club confirmaban que tiene una rotura parcial del ligamento cruzado anterior y rotura parcial del ligamento lateral interno.

Una experiencia similar a la que vivió en Málaga cuando se rompió la otra rodilla justo cuando empezaba a consolidarse en los planes de Sergio Scariolo. Cercenó su carrera aquello en el club de su vida. 24 horas después, el escolta marbellí de 24 años afronta la situación con más tranquilidad. "El peor momento fue el miércoles, cuando se produjo la lesión. La primera hora hasta llegar a Policlínica Gipuzkoa para hacer la resonancia vives momentos duros, se te pasa por la cabeza cualquier cosa. A partir de ahí te das cuenta de que no merece la pena meter el dedo en la herida y que lo único que queda es mirar hacia adelante y tratar de ser optimista. Lo que tenga que venir vendrá y lo afrontaré con la mayor fuerza posible", afirma Alfonso.

Los médicos del club se han dado tres semanas de plazo para que se recuperen los edemas óseos y entonces volverán a explorar la rodilla del jugador. Durante las tres próximas semanas tendrá que llevar muletas y una férula inmovilizadora para que vaya cicatrizando el ligamento lateral interno. Algo que no es nuevo para Sánchez, que ya sufrió una rotura del ligamento cruzado de la otra rodilla, la derecha. "Sufrí la misma lesión en la rodilla derecha cuando jugaba en Unicaja. Las lesiones nunca son bienvenidas. Me ha tocado otra lesión de rodilla y me toca afrontarla con el máximo optimismo posible", comenta el escolta del GBC.

La lesión anterior se la produjo en las filas de Unicaja en 2007, disputando el tercer encuentro de liga frente a Polaris World Murcia. A pesar de ello, el jugador no pierde su característico buen humor y afirma que "soy un experto en rodilla (bromea) y ya sé qué hay que hacer. Conozco la recuperación, la rehabilitación, los periodos de cada plazo, la flexibilidad y el fortalecimiento de cuádriceps y gemelo... Eso no me preocupa, sé que voy a hacerlo bien".

Alfonso Sánchez ha dicho adiós a lo que resta de temporada, justo en uno de los momentos en los que más minutos estaba disfrutando. "Para mí siendo tan joven y con las lesiones que llevo encima peor todavía. Además en estos momentos de la temporada estaba tratando de ayudar al equipo lo máximo posible y para un jugador acabar la temporada lesionado no es bueno, sobre todo de cara al próximo año", concluyó Sánchez, que gustaba cada vez más a Pablo Laso, técnico del equipo donostiarra. Un nuevo palo para el voluntarioso jugador salido de Los Guindos, que justo cuando se consolidaba en la ACB vuelve a recaer de manera grave con las lesiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios