Poco favorable para los españoles

MADRID acogió ayer el sorteo del Top 16 de la Euroliga, poco favorable para los intereses españoles. Sólo el Tau, con un grupo bastante accesible y un cruce de cuartos también factible, resultó agraciado en un sorteo extraño y complicado de seguir por las continuas restricciones con las que cuenta desde un principio. Estas correciones que impiden como primera regla enfrentarse en el mismo grupo a dos equipos que hayan coincido en la primera fase propiciaron que Unicaja y Barcelona se vuelvan a enfrentar en este Top 16. Lo que es evidente es que nos encontramos con los mejores 16 equipos del continente y que para todos ellos, incluidos los dos grandes favoritos, CSKA y el Panathinaikos, será complicado y difícil acceder al play off de cuartos. Los primeros partidos suelen ser claves y marcarán el desarrollo del grupo.

Grupo D

El Panathinaikos de Zeljko Obradovic parte como gran favorito con el permiso del Montepaschi, que está completando una gran temporada tanto en la Euroliga como en la Lega. El conjunto italiano quizás no tenga el nombre de otros clubes pero hace un baloncesto colectivo y muy productivo. No cuentan con grandes estrellas (su base McIntrye es su jugador más destacado) por lo que la aportación de todos sus integrantes (incluidos los ex culés Ilievski y Sato) es básica para la consecución de objetivos. El Efes Pilsen estará en la lucha con los italianos para conseguir la segunda plaza. El equipo turco da la sensación de tener más potencial de lo demostrado. La imagen que dejó en Málaga frente al Unicaja no fue la de un equipo aspirante a Final Four. Tiene plantilla y entrenador para poner en dificultades a cualquier equipo. El Partizan luchará por ser competitivo, sobre todo en casa. En los últimos años los serbios han puesto siempre en dificultades tanto en Belgrado como en Atenas a los griegos del Panathinaikos.

Grupo E

El Tau tiene la gran oportunidad de conseguir la primera plaza del grupo (lo que supuestamente evitaría enfrentarse en cuartos al PAO) y con ello la posibilidad de acercarse a la Final Four. El Lietuvos ha sido la gran sorpresa de la Euroliga y por méritos propios ha accedido como cabeza de serie, lo que le ha favorecido tener un grupo accesible para sus posibilidades. El imprevisible equipo turco del Fenerbahce (capaz de lo mejor y de lo peor) y el siempre incómodo Aris Salónica completan el grupo quizás más desequilibrado.

Grupo F

Real Madrid, Maccabi, Zalguiris y Olympiakos conforman el grupo más fuerte de este Top 16. Los cuatro clubes saben lo que es ser campeón de Europa y, por tanto, serán unos partidos en los que saltarán chispas. Quizás el conjunto lituano, con problemas en la rotación de jugadores de banquillo, está un escalón por debajo, pero de todos es sabido lo difícil que es ganar en su pista. Tanto el Maccabi como el Olympiacos han cambiado de entrenador y aspiran a todo con un presupuesto muy elevado. Con Yannakis, los rojos mejorarán en compromiso y juego defensivo.

Grupo G

Rivales complicados y difíciles para Unicaja, que se volverá a ver las caras en competición europea con el Barcelona. El CSKA parte como favorito pero ¡ojo! con los problemas de hombres interiores que le han restado potencial. Su juego exterior y su entrenador Messina son una garantía de éxito. Unicaja y Barcelona (con permiso de Roma) pelearán por entrar en cuartos. Unos enfrentamientos entre ambos equipos que están marcando una época. El público de Málaga debe sentirse satisfecho porque va a poder disfrutar de gran baloncesto, grandes jugadores y mucha emoción. El cruce de cuartos con el Grupo F tampoco ha sido muy benévolo para los intereses malagueños. Tampoco el calendario, con los dos primeros partidos fuera. Otra curiosidad es que se miden cuatro de los entrenadores de más nombre y más prestigio en Europa (Scariolo, Messina, Ivanovic y Repesa). Y muchos ex jugadores (De la Fuente, Pepe Sánchez, Lorbek, Ukic, Fucka...) vuelven ante sus ex equipos lo que, si cabe, le da más morbo a los choques del grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios