El filial olvida la receta del triunfo

  • Cuarto tropiezo consecutivo del Malagueño, que llegó al partido con más descanso que su rival de ayer Juanpi Añor adelantó a los de Salva Los malaguistas perdonaron la goleada

El Atlético Malagueño se ha desinflado en las últimas jornadas. Cuarto traspié consecutivo, esta vez un empate en territorio almeriense para dejar atrás tres derrotas seguidas que han mermado mucho su posición en la clasificación. El aplazamiento del encuentro ante el Villacarrillo, le concedía unos días más de descanso con respecto al Español de Alquián, su rival de ayer. Los almerienses no fueron acreedores del empate, pero lograron hacerse con un punto en los minutos finales de partido gracias a la ineficacia malaguista y a un penalti cometido por Mosquera cuando el partido ya expiraba.

Los pupilos de Salva Ballesta volvieron a demostrar la necesidad de un nueve puro que sea capaz de aprovechar la cantidad de ocasiones que son capaces de generar en cada partido. El filial pudo dejar resuelto el encuentro mucho antes, pero no estuvo nada acertado ante la portería rival. Juanpi Añor llegó a desperdiciar un penalti antes de lograr poner por delante a los suyos en la segunda mitad. Pirulo fue el otro que gozó de varias oportunidades para llevar la tranquilidad al banquillo visitante.

Con media hora aún por delante, el venezolano recibió en el área y no perdonó ante Pito. el gol de la sentencia se resistió y el Español empezó a quemar naves para buscar un milagroso empate. La suerte llegó a tres minutos del final. Penalti a favor de los locales que Juanma no desaprovechó. Los instantes finales fueron un quiero y no puedo de un filial sorprendido por la igualada y al que se le resiste la victoria desde hace ya cinco jornadas. Un bajonazo en toda regla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios