El fugaz pero feliz debut de Pablo Movilla

  • El canterano debutó con sólo seis segundos en León, pero asegura que disfrutó muchísimo

Comentarios 0

Llevaba el número 6 a la espalda y quedaban 6,6 segundos para llegar al descanso. Si Pablo Movilla es supersticioso, lo tendrá en cuenta para el futuro. Gustavo Aranzana pidió un tiempo muerto después de que Jiri Welsch anotara dos tiros libres. En ese momento, Scariolo ordenó al joven canterano salir para defender la última posesión. Tras la presión inicial, el equipo reculó a una especie de zona. Movilla punteó el tiro de Germaine Jackson. "Lo único que esperaba era no hacer y que el triple no entrara", decía tras el partido cuando los compañeros radiofónicos le pidieron sus impresiones. En la previa del partido, Movilla aseguraba que le bastaba con jugar un segundo. Scariolo le concedió ese deseo. "Fue corto, pero disfruté muchísimo", sentenció. A sus 20 años, el escolta engrosa en la cada vez más amplia lista de malagueños que han jugado alguna vez en la Liga ACB. Una experiencia fugaz, pero plenamente satisfactoria. Y que da vidilla a los canteranos.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios