Deportes

La guardia pretoriana de Simeone

  • Godín, Gabi, Koke, Filipe Luis y Juanfran estuvieron con el técnico en el último título de Liga Europa

Gabi y Godín, dos de la guardia pretoria, en la rueda de prensa oficial. Gabi y Godín, dos de la guardia pretoria, en la rueda de prensa oficial.

Gabi y Godín, dos de la guardia pretoria, en la rueda de prensa oficial. / uefa / efe

El Atlético de Madrid es un equipo "de autor", con Diego Simeone como firma, pero el técnico argentino supo rodearse en estos años de una guardia pretoriana que ahora busca un nuevo título continental para seguir añadiendo gloria al club rojiblanco. No hace mucho, el Atlético tenía más historia que presente. Pero la llegada de Simeone -en diciembre de 2011- significó un antes y un después para un equipo que mutó de perdedor a ganador. Y la final de la Liga Europa de Bucarest en 2012 fue el punto de despegue con el claro triunfo 3-0 al Athletic de Bilbao que entonces dirigía Marcelo Bielsa.

Ahora, en puertas de otra final de la segunda competición más importante del continente, hay cinco futbolistas que se mantienen en la plantilla: Diego Godín, Gabi, Koke, Filipe Luis y Juanfran. Y de todos ellos, es muy probable que sólo éste último se caiga del once titular.

"Llevamos seis años y hemos podido mantener el respeto con su esfuerzo en estos ambientes. Eso es tener suerte como entrenador, no todos la tenemos cuando tenemos que tomar decisiones continuamente. Estoy agradecido a los futbolistas que nos han acompañado", dijo Simeone con afecto la pasada semana.

El técnico argentino logró forjar un núcleo tan duro en el campo como fuera de él. Todos van a una con el equipo y su entrenador. Casi nadie se sale del carril. Y el que se sale, suele ir fuera.

Godín es la máxima extensión del entrenador en el campo, el hombre de confianza junto a Gabi. Ambos son los ejecutores de un plan, que la mayor parte de las ocasiones pasa por saber leer bien los partidos e imprimir carácter.

Filipe Luis es otro de los grandes favoritos de Simeone. Quizá no llegue a la final en su mejor momento físico, pues acaba de salir de una lesión, pero para Simeone la experiencia en finales es un alto grado.

Por su parte, Koke también es un superviviente de la final de Bucarest, aunque entonces sólo disputó la prolongación. Era una promesa que el tiempo convirtió en realidad. Otro futbolista que, como Simeone, prefiere el rigor táctico a la improvisación. Otro añadido es su competencia para ocupar cualquier puesto del centro del campo.

De toda esta guardia pretoriana, es Juanfran el único que perdió vigencia en esta última temporada y cedió su puesto de titular al croata Sime Vrsaljko. El lateral, de 33 años, es el puro ejemplo de lo que quiere Simeone en el vestuario, futbolistas que no intenten imponer los galones sobre la razón.

"Todo lo que hay en mi corazón lo doy. El míster sabe que me voy a dejar la vida", asegura Juanfran mientras aguarda un año más como rojiblanco, como deseó su entrenador.

Esto es lo que forjó Simeone para el Atlético de Madrid, una plantilla solidaria con el esfuerzo y con las ideas de su entrenador, unos jugadores cuya suma de individualidades siempre queda por debajo del valor real del equipo. Sí, de nuevo ante una final continental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios