"Me hubiera gustado que se hiciera más para que siguiera, pero las cosas son como son"

  • Antonio Hidalgo se despide para emprender una nueva aventura en el Zaragoza, club al que se va con la pena por dejar el Málaga, pero con el que espera "hacer algo bonito"

Comentarios 7

El héroe del ascenso, el máximo goleador del equipo las dos campañas anteriores, va a mantener el blanco y el azul como sus colores, aunque ahora en Zaragoza. El de Granollers se va agradecido, con pena por lo que deja y, posiblemente, algo frustrado porque no se luchara más por él.

-¿Por qué se va Antonio Hidalgo?

-Me marcho porque los ciclos están para cumplirlos y ha llegado el momento en que pienso en que lo mejor para mí y para mi familia es cambiar de aires.

-Es un adiós anunciado pero que no deja felices a todas las partes.

-Me voy con mucho dolor y con mucha pena por dejar atrás a tanta gente a la que quiero y por la que me he sentido tan querido, pero al fin y al cabo hay que poner las cosas sobre la mesa. Hemos tomado una decisión y creo que es la acertada.

-La propuesta del Zaragoza ha tenido que ser muy importante para que deje Málaga y se vaya a jugar en Segunda División.

-Está claro que la oferta del Zaragoza es muy tentadora, hay un proyecto detrás muy grande, con mucha gente apostando muy fuerte por subir y hacer cosas grandes en Primera. A partir de ahí, me siento muy halagado de que Marcelino apueste por mí, por lo que he decidido dar este paso del que estoy convencido.

-Usted contaba con bastantes ofertas (Recre, Valladolid, interés del Betis) de Primera Divisón.

-Gracias a Dios, las cosas fueron bien durante el año y al final eso se plasma. Hemos tenido que decidir y sopesarlo mucho, sabiendo que como nos han tratado en Málaga va a ser difícil que nos traten. Esperemos poder lograrlo en Zaragoza, pero reconozco que dejamos muchas cosas atrás con mucho cariño y sobre todo deseando que la gente guarde buen recuerdo de mí.

-Lo que llama la atención es que el Málaga le ofrecía cuatro temporadas y ha firmado dos.

-Sí, he firmado dos temporadas, pero la oferta del Málaga tampoco era de cuatro. Eso es lo que se habló en un principio con Muñiz y después todo cambió [se le ofrecieron tres más otro opcional]. Está claro que uno tiene que elegir lo que más le interesa. En este caso había una oferta, pero yo creía que merecía más y a partir de entonces lo que todos saben.

-¿Cuándo toma la decisión de marcharse?

-La decisión no la tomo en un momento concreto, van siendo pequeños momentos. El año ha sido duro. Ha sido bonito al final, pero ha habido momentos difíciles: el día del 4-6 contra el Hércules fue muy duro, y otras pequeñas cosas. Pero el fútbol sigue, el mundo continúa y ahora las vidas de Antonio Hidalgo y el Málaga se separan, pero nada más.

-¿La cuestión económica ha sido la razón principal?

-Hay que sopesar muchas cosas, porque uno no va solo por la vida. Tengo una familia, un niño y tengo que mirar por ellos. He puesto las cosas sobre la mesa y al final he tenido que decidir. También hay un entrenador como Marcelino que ha apostado por mí y quizá podamos hacer algo bonito el primer año, aunque sea en Segunda.

-¿Qué ha sido lo mejor en su etapa en el Málaga?

-Lo mejor, aparte del cariño que me llevo de la gente, ha sido el ascenso, sin duda.

-¿Y lo peor?

-El tránsito por la Ley Concursal. Ha sido algo duro, más de lo que la gente se piensa, que cree que puede ser la panacea, pero dentro del vestuario hay personas y situaciones que cuidar. Son cosas que uno nunca se espera y que van viniendo sobre la marcha, pero te digo que ya es agua pasada, que todo lo que tengo son recuerdos positivos de la gente, a la que mando un fuerte abrazo.

-¿Incluso peor que el descenso?

-El descenso es una situación deportiva, en la que no eres mejor que los demás y al final sucede. Pero la Ley Concursal para mí fue muy dura por ver a compañeros pasando problemas. Si no llega a ser por la entereza de ese vestuario ahora no estaríamos hablando de un Málaga en Primera.

-¿Cómo le gustaría que se le recordase en Málaga?

-Me gustaría que se me recordara como un tipo que pasó por el club que, mejor o peor, se entregó por mejorar, que defendió al club a muerte, como una persona normal y honesta.

-¿Le hubiera gustado que el Málaga hubiera hecho más por su continuidad?

-Quizá sí, pero las cosas son como son y no hay que darles más vueltas. Hay que entender la situación del club, que es complicada, y yo sólo tengo palabras de gratitud hacia todo el mundo.

-Se le va a echar de menos, aunque supongo que el sentimiento será recíproco.

-Evidentemente, voy a echar de menos muchas cosas, porque cuando llevas 3 años en un club acabas adquiriendo protagonismo, peso y la afición me ha tratado fenomenal y he intentado darlo todo. A la Prensa también la he intentado tratar bien, algunas veces estaremos de acuerdo, otras no, pero el respeto es lo mejor que se puede tener.

-Que le vaya muy bien.

-Gracias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios