"Nos gustaría hacer las cosas bien y regalarle un partido lindo a la gente"

  • Sebastián Fernández desea una alegría como local tras dos derrotas consecutivas en La Rosaleda

Fue Sebastián Fernández quien lo dijo ayer porque le tocó comparecer ante los micrófonos, pero el sentir compartido por la plantilla es el de romper la racha de dos derrotas consecutivas en casa y disfrutar de un día de alborozo en La Rosaleda. El apoyo desde la grada ha sido muy caluroso en el arranque de la competición y el grupo, que este año registra muchas novedades, se siente en deuda. Por eso, la frase emitida ayer por el uruguayo era un lema colectivo. "A todos nos gustaría hacer las cosas bien acá. Ojalá sea un día de fiesta y le podamos regalar un partido lindo a la gente", aseveró.

"Acá se dio que nos tocaron partidos muy difíciles, pero sumar fuera también es muy importante", aclaró el Papelito, quien sigue teniendo marcado el sinsabor se haber sido el primer goleador de la era Al-Thani con un tanto que no sirvió al equipo para puntuar.

Sin embargo, eso ya es cosa del pasado. Para el uruguayo, que el pasado jueves reapareció después de dos jornadas lesionado, se ha conseguido revertir los dos reveses caseros, y eso es lo más importante: "Ganamos otra vez y estamos en una linda posición en la tabla, así que hay que seguir para delante y ganar en casa, que es lo que nos falta".

El delantero de Ferreira confía en que las virtudes encontradas a domicilio se puedan poner a disposición del equipo para brindar la ansiada alegría al aficionado de Martiricos: "Dejamos el arco a cero. La seguridad defensiva era algo que nos preocupaba a todos y nos vino bárbaro porque nos da mucha confianza a todos. Es muy importante, si queremos pelear arriba, que nos hagamos fuertes de atrás para adelante, que es como se hacen los equipos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios