El hermano pobre de Ibaka

  • Christian Eyenga intenta relanzar su carrera tras jugar, con 24 años, en cuatro continentes

Con 18 años llegó a España reclutado desde el Congo, en la misma camada que Serge Ibaka. La misma agencia (U1st), la misma edad (ambos nacieron en 1989), parecida exuberancia física (ambos ganaron un concurso de mates en la ACB en años sucesivos), uno aterrizó Manresa y otro en Badalona. Ambos emigraron a la NBA, uno es hoy una de las figuras de uno de los aspirantes a ganar la Liga, firmó el verano pasado un contratazo de dos cifras en millones de dólares. Además, es campeón de Europa y subcampeón olímpico con España.

Christian Eyenga, con apenas 24 años, ha jugado ya en cuatro continentes. Su África natal, la Europa que le acogió con sus años en Badalona. América, donde Cavaliers, que le escogió en el puesto 30 en 2009 (Ibaka fue elegido en el 24 un año antes por los entonces Sonics), y Lakers le permitieron jugar en la NBA entre cesiones a la NBDL. Y unos meses en Asia, con el Shanxi Zhongyu (China).

Eyenga está ahora en el rival de hoy del Unicaja, el Zielona Gora. En el corazón de Europa debuta en la Euroliga e intenta relanzar su carrera. Sus portentosas condiciones físicas no las ha perdido. Sus compañeros alucinan con los mates en los entrenamientos. Alguno ha dejado ya también en partidos. Y sus prestaciones se van elevando con el transcurrir de los partidos. En los últimos cuatro promedia 12 puntos, 5.5 rebotes, 1.3 tapones y 13.2 de valoración. Promedia un 50% en tiros de dos y libres. Y ha fallado los tres triples que tiró. Su mano de piedra es su principal tara, más allá de su comprensión del juego. Pero Suárez y Kuzminskas tendrán hoy faena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios