El honor es cosa de Toulalan y Caballero

  • El argentino hizo un notable partido afeado por su zaga y el galo sostuvo el amor propio en los peores momentos

Hay días, demasiados, en los que resulta mejor no ponerse en el pellejo de Caballero y Toulalan. El argentino volvió a firmar buenas paradas, pero su defensa no le echó el cable que se merecía. Ighalo le remató a placer en el 1-0 y luego nadie le prestó auxilio en el rechazo que sí porfió Íñigo López y que acabó con otro desastre a domicilio.

El galo no tuvo la brillantez de anteriores encuentros, si bien apareció en el peor momento para dar un halo de esperanza. Robó la bola en un intento de salida del Granada desde atrás y luego entre Sebastián Fernández y Monreal sirvieron el tanto en bandeja a Rondón, quien pese a su gol fue de nuevo desesperante en el área y muy poco voraz. Su entrega y la de Sebas Fernández no hicieron daño; Buonanotte fue una pesadilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios