Otro intento abortado de rescindir a Printezis

  • Las peticiones de su agente rompen un acuerdo que estaba otra vez muy avanzado

Después de que el acuerdo para la cesión de Printezis al Olympiacos fuera total a mediados de la pasada semana, el ala-pívot griego se despidió en el vestuario de sus compañeros. Dos días después, Printezis estaba allí de nuevo para ejercitarse. La decisión fue del Consejo de Administración del Unicaja, que decidió que o se rompía el contrato de manera definitiva o Printezis no salía.

Las conversaciones continuaron. El club malagueño ofreció una cantidad muy estimable para romper el tercer año de contrato firmado. Printezis debe percibir 1.2 millones de euros en la campaña 2011/12. La cifra que el Unicaja abonaba aumentaba en la realidad porque al ser una liquidación de contrato los impuestos disminuyen notablemente. O sea, que firmando por una cantidad de mercado por otro club igualaría prácticamente lo que tenía firmado en Málaga.

El Unicaja intentó convencer al jugador para librarse de su ficha de cara a la temporada próxima y hacer más hueco salarial de cara a la campaña venidera. El Olympiacos no asumía ese contrato para el año próximo y el agente de Printezis negó esa ruptura. Tras dejar pasar el fin de semana, ayer se reanudaron las conversaciones, que estuvieron a punto de cristalizar pero que se rompieron por la tarde.

El club malagueño aumentó la cantidad para romper el contrato, pero el agente se descolgó con nuevas peticiones a las que el club malagueño esta vez no accedió y dio portazo. El jugador ha estado al corriente de toda la negociación y sabe lo que hay. De no cambiar drásticamente el panorama, en forma de plaga de lesiones, no jugará esta temporada más. Ni tampoco la próxima. Aunque cobre, está en su tejado decidir qué hacer con su carrera deportiva, que ya está sufriendo con este periodo sin jugar que ya supera el mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios