De jugar en Tercera a ser el revulsivo del equipo

  • Gerardo se ha convertido en los últimos cuatro partidos en el primer recambio de Muñiz

Comentarios 0

De jugar en los campos de Tercera División a convertirse en el principal revulsivo del Málaga. Esa es la frontera que Gerardo ha cruzado en apenas tres meses de competición para convertirse en el primer recambio de Muñiz. Ya en la pretemporada, el cuerpo técnico blanquiazul vio en el gijonés a un futbolista de "un enorme potencial". El propio técnico destaca de su juego la valentía y la verticalidad con la que siempre intenta encarar al contrario. Esas virtudes le han hecho ganarse un hueco en la primera plantilla y mañana incluso podría debutar como titular en Tarragona por las bajas de Antonio Hidalgo y de Apoño.

"Esta semana a lo mejor tengo más opciones, pero eso nunca se sabe. Tengo que seguir con la misma forma de trabajar y estar preparado para aprovechar las oportunidades que me den. Prefiero tener los pies en el suelo y no llevarme luego una decepción", admite Gerardo.

A pesar del gran cambio que ha experimentado su vida desde que en el verano recalara en Málaga, el asturiano prefiere ver este salto cualitativo en su carrera desde la mesura: "Está claro que no esperaba jugar tantos minutos con el primer equipo cuando llegué al club. Yo venía para jugar en Tercera, pero desde la pretemporada el técnico me dio confianza. Todo esto es como un sueño que se está haciendo realidad, pero tengo que tener los pies sobre la tierra porque el mundo del fútbol da giros inesperados".

Hasta el momento, Gerardo ha jugado ante el Celta, la Real Sociedad, el Racing de Ferrol y el Sporting en Liga, así como en los tres choques de Copa del Rey (Celta, Tenerife y Racing de Santander). Su actuación más destacada se produjo ante el equipo coruñés, cuando fue clave en la remontada del Málaga. "Estoy saliendo como revulsivo en las segundas partes y, a excepción de la Real Sociedad, el equipo está sacando resultados positivos. Ante el Racing de Ferrol hice mi mejor partido y disfruté mucho. Fue de los partidos que todo el mundo quiere jugar".

Su rol se ha visto implementado en un momento en el que al Málaga le cuesta sacar los partidos adelante. "El equipo llegó a encadenar siete partidos consecutivos ganando y eso sí que no era normal, pero yo veo al bloque muy bien trabajado. El técnico está moviendo muy bien a la plantilla y cada vez que sale un compañero por otro que se lesiona o está sancionado lo hace igual o mejor. Es lo bueno de este equipo", afirma Gerardo.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios