La juventud y la ilusión se dan cita en la Minicopa

  • El equipo infantil del Unicaja tratará de conseguir el primer titulo en esta competición tras ser finalista en la edición del año pasado

Paralelamente a la disputa de la Copa del Rey, tendrá lugar por duodécimo año consecutivo la celebración de la Minicopa Endesa. Los ocho equipos infantiles de los conjuntos que jugarán la Copa en el Centro Insular de Deportes disputarán en una zona habilitada en la Playa de las Canteras de Gran Canaria un torneo donde su mayor aliciente son la juventud y la ilusión que tienen los jóvenes jugadores por intentar imitar a una competición donde participan algunos de sus ídolos.

El año pasado cuatro puntos separaron al Unicaja de lograr su primera Minicopa, ya que el Real Madrid se impuso 74-77 en la final de la edición que tuvo lugar entre las pistas de Los Guindos y la cancha que se montó en el Muelle Uno. Por ello, este año se sueña con una victoria, aunque los rivales no lo pondrán fáciles. El equipo infantil de esta edición se enfrentará ante el CAI Zaragoza, el Bilbao Basket y el FC Barcelona. Debido al formato en el que se realiza la competición, sólo uno de ellos se clasificará para la final del domingo. El partido clave será entre malagueños y catalanes. Por el otro lado, el Real Madrid se postula como favorito para revalidar un título que lleva logrando en los dos últimos años. Gran Canaria, Joventut y Valencia Basket intentarán dar la sorpresa.

Manuel Bazán, entrenador de la plantilla infantil del Unicaja, tiene claro que lo básico de esta competición es la ilusión que tienen los niños por jugarla. "Los chavales se lo toman con una ilusión tremenda, con unas ganas de competir al máximo. Llevan ya un tiempo nerviosillos esperando que llegue este evento", comenta Bazán. Él mismo asegura que la presión no debe ser diferente al de un partido de liga normal, asegurando que "hay que tomárselo igual, no le damos más importancia". Además comenta que la presión "más que imponerla nosotros, se la crean ellos por el ambiente y por los posibles rivales".

El entrenador del conjunto infantil tiene claro la manera en la que hay que encarar los partidos, avisando de que "ante los grandes son los que menos hay que preparar, son los que con más tensión y más concentrados salen. A veces contra rivales a priori más débiles que creen que vana ganar fáciles, cuesta mucho más mentalizarlos que contra un rival fuerte que saben que tienen que ir a tope".

Sobre las aspiraciones de su equipo durante este fin de semana, Bazán insiste en que lo primero es disfrutar y luego "ir partido a partido, empezar contra Zaragoza, seguir ante Bilbao y después Barcelona", aunque asegura que si la mentalidad es esa "podremos hacer cosas buenas, podemos jugar esa final". En ese sentido, indica que "la clave va a estar en la defensa, y más si jugamos al aire libre que costará más trabajo anotar y se va a jugar más cerquita del aro, por lo que una buena defensa puede ser clave a la hora de decidir los partidos".

Lo único que está claro es que este fin de semana será inolvidable para todos los jugadores que disputen esta Minicopa. Sólo cabe esperar que el espectáculo sea acorde con los equipos participantes y que quizás este año la suerte esté de cara con el Unicaja y consigan un titulo que de aún más prestigio a la cantera cajista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios