El mal ejemplo del Zaragoza

  • Portillo pide calma para interpretar el duelo: "No se decidirá nada hasta el final"

Ha trabajado mucho lo psicológico esta semana el grupo. Los tres puntos perdidos ante el Levante son recuperables, por lo que Manuel Pellegrini ha intentado que sus futbolistas no se desquicien con la sed de venganza y de querer ganar el partido antes de disputarlo. Todo porque luego quedarán siete partidos por delante en los que la configuración de la zona de descenso seguirá dando tumbos. Portillo, como alumno ejemplar, demostró ayer haber aprendido la lección, que tiene como referente la derrota en Martiricos ante el Zaragoza, cuando los maños, a la contra, hicieron en los estertores del partido el 1-2 con el Málaga volcado hacia Leo Franco porque el empate no le convencía.

"Tenemos que ir partido a partido. Hay muchos equipos metidos ahí y no se va a decidir nada hasta el final de Liga. Ellos van a venir a hacer su partido, pero nosotros tenemos que sobreponernos a las dificultades del encuentro. Hay que tener mucho cuidado a las contras porque tienen jugadores rápidos arriba. Además, el Deportivo a balón parado es bastante fuerte; en la ida nos hizo dos goles a balón parado", manifestó el canterano de El Palo a la web oficial del Málaga.

Portillo está convencido de que el equipo blanquiazul conseguirá sortear el varapalo de la semana pasada para volver a dar la mejor versión frente al equipo de Lotina. "Fue una derrota bastante dura, que nos cortó una buena racha de dos victorias y que nos quitó algo de confianza, pero el equipo llega bien a este encuentro. Hemos estado trabajando bien toda la semana y mentalizados de salir a por los tres puntos desde el comienzo, y no pensar más allá de este partido con el Deportivo, que lo próximo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios