Aquí mandan los Galdeano

  • El Palo remonta un 0-1 en apenas un minuto con claro protagonismo de Apoño y Juanillo

San Ignacio vuelve a sonreír. La llegada de Apoño le ha dado un plus al equipo, que ya ha dejado atrás los malos momentos de principios de año y se ha instalado en la felicidad. El triunfo en Lepe fue el primer aviso del cambio y la fugaz remontada de ayer ante el Almería B parece ser la confirmación de que El Palo está de vuelta. Visitaba la barriada uno de los mejores filiales del grupo, en plena pelea por el play off y con la necesidad de puntuar para seguir acechando las cuatro primeras plazas. Su potencial quedó sobradamente demostrado a lo largo de los 90 minutos. Pero Pol no iba a dejar solos a los hermanos Galdeano en su particular batalla por sacar al equipo de la zona caliente.

El cancerbero paleño se convirtió en un auténtico quebradero de cabeza para Dani Romera, uno de los mejores delanteros del grupo. Le sacó balones de todas las formas y colores, hasta desesperar al futbolista rojiblanco. Pese a todo, el portero catalán no pudo evitar que Iván Sánchez abriera el marcador a la media hora de partido.

Jarro de agua fría para los locales, que se vieron muy superados después del 0-1 y sólo las buenas actuaciones de Pol evitaron una sangría mayor antes del descanso. Se esperaba reacción paleña tras el paso por vestuarios, pero fue el Almería B el primero en avisar. Los de Miguel Rivera no querían dejar el partido abierto, conscientes de que en San Ignacio todo puede cambiar en un instante.

Apretaron, pero Apoño fue tomando las riendas del choque con el paso de los minutos. Se fabricó una falta en la frontal que él mismo ejecutó. No entró, pero sirvió para dejar en bandeja el empate, obra de su hermano.

Aún con el eco del gol de Juanillo sonando por los balcones que rodean San Ignacio, Marín, que había entrado por Durán unos minutos antes, llegó hasta el borde del área y mandó un misil al fondo de la portería. Gianfranco no pudo más que felicitar al malagueño. En cuestión de segundos, El Palo había allanado el camino hacia la salvación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios