El mejor Málaga de la historia está a tiro

  • Sumando 10 de los 24 puntos que quedan, Tapia igualaría el tope de los 56 firmados por Peiró en la campaña 00/01

La decepción sembrada en el entorno del Málaga por el juego y los resultados de las últimas jornadas no sólo se ha disipado con la brillante victoria contra el Villarreal, sino que ha vuelto a descubrir los magníficos números de Antonio Tapia esta temporada. Tanto, que la posibilidad de alcanzar records sigue a tiro. El padre de todos ellos, el que supuso la mejor puntuación blanquiazul en una Liga, está más cerca que nunca.

Los 56 puntos que firmaron Joaquín Peiró y su plantilla en la temporada 00/01 serán una realidad si el actual equipo consigue al menos una decena de puntos de los 24 que quedan por jugarse, una cantidad que no parece muy descabellada.

Pero antes de eso, el actual entrenador blanquiazul está cerca de poder igualar a uno de los técnicos que recientemente ha dejado mayores sensaciones en el malaguismo, Juande Ramos, quien aún apura cartuchos para arrebatarle la Liga al Barcelona. El manchego mantuvo a la afición con opciones de entrar en Europa hasta las últimas jornadas del campeonato, pero dos desplazamientos sin triunfo, a Anoeta y Son Moix, anularon las opciones. Juande se quedó en 51 puntos y 15 victorias en Liga. De lograr dos más, Antonio Tapia no sólo igualaría su número de victorias, sino que dejaría atrás sus guarismos -actualmente son 46 los puntos del equipo-. Y, dado el nivel exhibido esta temporada, se puede dar casi por hecho que el equipo logrará dos de los ocho triunfos que se pueden firmar de aquí a finales de la temporada.

Por este orden, Mallorca, Deportivo, Racing de Santander y Betis son los que tienen que visitar todavía La Rosaleda. Está claro que el choque contra los coruñeses será decisivo para apurar las opciones de estar en Europa la próxima temporada, pero, con suerte, podría darse la circunstancia de que tanto cántabros como sevillanos compareciesen sin opciones de descenso -y sin apurar las europeas, en el caso de los de Juan Ramón Muñiz-.

A domicilio el esfuerzo se antoja mucho mayor. Osasuna, Numancia, Sporting y Espanyol. Es decir, cuatro de los equipos que luchan por evitar la caída a Segunda, son los oponentes por el camino. Aquí las concesiones son mucho menores. El único guiño que parece posible es que la visita a Montjuïc se jugara con los de Pochettino ya descendidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios