tenis

12 meses de consolidación

  • En unos días Davidovich comienza la preparación para un año ilusionante, donde en febrero estará con España en la Copa Davis, con sede en Marbella

Alejandro Davidovich, durante un partido en el ITF Donostia. Alejandro Davidovich, durante un partido en el ITF Donostia.

Alejandro Davidovich, durante un partido en el ITF Donostia. / rctts

Se apagó el 2017, con seguridad la temporada de la corta carrera de Alejandro Davidovich. El malagueño llamó la puerta con las semifinales en el torneo junior de Roland Garros y la derribó tras proclamarse campeón en la hierba del All England Tennis Club. Un Wimbledon junior que no ganaba un español desde Orantes hace medio siglo y que lo catapultó en el circuito. Tras tocar la cima, ahora toca estabilizarse en el primer estadio en este 2018.

Una temporada donde el malagueño ya solo competirá en el universo ATP. Ahora apura sus últimos días de descanso antes de desplazarse el domingo al municipio almeriense de Vera, lugar elegido por su equipo para la preparación de cara al exigente curso que se dibuja en el horizonte.

Allí estará dos semanas junto a su entrenador Jorge Aguirre y cinco jugadores más. Aprovecharán las buenas instalaciones para realizar la puesta a punto, donde combinarán trabajo específico -está previsto que parte del trabajo físico se realice en la arena de las playas veratenses- mezclado con una importante labor de mentalización para lo que se avecina.

La última semana de enero trabajará en su lugar habitual en Marbella, para que a inicios de febrero afronte uno de los fin de semanas más especiales del año. Davidovich hará de sparring del equipo español que se enfrentará del 2 al 4 de febrero en suelo marbellí a Gran Bretaña en la Copa Davis. Estará concentrado durante esos días con el equipo de Sergi Bruguera, siendo uno más del combinado nacional.

Nada más acabar la prestigiosa cita internacional, se desplazará a Suiza, donde tomará inicio su particular campaña. Disputará dos Futures 25.000 allí, que le tendrán en el país europeo un par de semanas. Las sedes son Oberentfelden (del 5 al 11) y Bellevue (del 12 al 18). Acabará el mes de febrero en la ciudad italiana de Bergamo, donde disputará un Challenger, del 19 al 25.

En el mes de marzo no bajará el listón. Portugal será el primer destino, donde estará en los Futures de Loule (del 5 al 11) y de Quinta do Lago (del 12 al 18). Acabará el primer trimestre del año en el Challenger de Marbella, con sede en el Puente Romano. Un torneo especial por ser en casa.

Unos meses iniciales donde toca ver cómo Davidovich responde a una nueva realidad en el mundo ATP. Fase que determinará la segunda parte de la temporada. La primera destila ilusión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios