Un minuto maldito de Ricky condena a los Timberwolves

Ricky Rubio, acostumbrado a las merecidas alabanzas que ha recibido desde su desembarco en la NBA, probó el sabor más amargo en la mejor liga del mundo, al cometer dos pérdidas de balón en el último minuto del partido frente a New York Knicks que condenaron a la derrota a sus Minnesota Timberwolves (98-100). Rubio sumó doce puntos y ocho asistencias frente al equipo neoyorquino, pero sus buenos números quedaron ensombrecidos por sus dos últimas acciones, sendas pérdidas de balón. Fue especialmente dolorosa la segunda, ya que se botó la pelota en el pie a falta de cuatro segundos, dejando sin tiempo de reacción a su equipo cuando perdía por un punto.

De esta forma, los Timberwolves sucumbieron pese a otro partido arrollador en la pintura de Kevin Love, autor de 32 puntos y 21 rebotes. Por parte visitante volvió a destacar un Jeremy Lin que, tras endosar 38 tantos a los Lakers la noche anterior, sumó 20 y ocho asistencias, así como el tiro libre que mató el partido a falta de cinco segundos.

Mejor le fueron las cosas al otro español que competía la pasada madrugada, Rudy Fernández, que colaboró a la victoria de Denver Nuggets en su visita a Indiana, para cerrar una racha de cinco derrotas consecutivas. El balear aportó siete puntos, dos rebotes y una asistencia en 18 minutos de juego para lograr un triunfo por 109-113.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios