Las musas han vuelto

  • Rondón y Sebas Fernández han afinado la puntería: entre ambos han marcado siete tantos en las últimas seis jornadas · Once de los últimos 16 tantos ligueros llevan el sello de los delanteros de Pellegrini

Muchas páginas se han llenado de críticas a los delanteros esta temporada. Falta de gol, de referencia, de contundencia, de liderazgo. Lógicas todas ante la pretensión de construir un equipo de zona europea; no se concibe un conjunto triunfador sin dominio de las dos áreas. La primera vuelta se cerró con números paupérrimos, Rondón lideraba la clasificación de atacantes con sólo tres tantos (y con Cazorla como pichichi desde la cuarta jornada con cuatro tantos). Pero las musas no iban a tenerlos siempre cegados. Se han instalado temporalmente en Martiricos.

La mutación se personifica en dos de ellos, Rondón y Sebas Fernández. Siempre alabados por su entrega y juego para el equipo, igualmente censurados por sus pocas aptitudes para la suerte final del fútbol. Se ha enmendado la últimamente dupla titular de Pellegrini. En las últimas seis jornadas, con sus botas se han sellado siete tantos, cuatro del vinotinto, tres del charrúa. Súbito cambio: hasta ese tramo, ambos sumaban dos por cabeza.

Han afinado el punto de mira, especialmente a domicilio. Rondón, en una igualada efímera, marcó en Granada el único de esos tantos a domicilio. Como al resto del equipo, jugar en casa les ha dado la motivación oportuna. De hecho, el charrúa acumula esos tres tantos de manera consecutiva en los últimos tres choques (Zaragoza, Mallorca y Sevilla). Goles, además, con sabor a reivindicación, ya que ha sabido llenar el hueco dejado por Joaquín durante su lesión (el de Baptista ya ni se nombra por la habitualidad de su estado de convalecencia).

Con los mismos tintes se escriben los del joven venezolano. En esa secuencia de cuatro goles en seis encuentros, el primero lo marcó partiendo como suplente ante el Barcelona. Van Nistelrooy firmó su último choque como titular desde entonces. Agarró la titularidad Rondón en la siguiente y desde entonces es el delantero de referencia para Pellegrini y para el equipo.

Ahora ambos enarbolan la bandera del gol, están haciendo buena la cara positiva de que los delanteros se mueven por rachas.

Está tocando la buena, justo en la segunda vuelta, y no parece que sea algo casual a tenor de los antecedentes. La temporada pasada consiguieron sus mejores registros en la segunda mitad del calendario. Nueve de 14 en el caso de Rondón, cinco de siete en el del charrúa.

Con este panorama, se espera menos protagonismo para Van Nistelrooy y Juanmi, los otros miembros del ataque. Especialmente si, como parece, a finales de marzo Baptista puede ser uno más a las órdenes de Manuel Pellegrini. Pero la aportación de ambos también se puede medir en estos buenos momentos de los delanteros blanquiazules, que durante gran parte del campeonato tuvieron los peores guarismos de la categoría. Antes de que los focos iluminaran a los hoy protagonistas, ellos firmaron los últimos tantos del Málaga. El holandés en El Molinón (2-1), el joven canterano ante Osasuna (1-1). Así que sumados al de Sebas y Rondón en Anoeta, queda el dato de que once de los últimos 16 tantos han sido de delanteros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios