El club negocia la cesión de Jonathan Pereira si asciende

  • El Málaga ya ha iniciado los contactos con el Villarreal, que esta temporada lo cedió al Racing de Ferrol

Jonathan Pereira es uno de los nombres que maneja la dirección técnica del Málaga para reforzar al equipo la próxima temporada. Según apuntó ayer Onda Cero, el club ya ha iniciado los contactos con el Villarreal para solicitar la cesión del jugador, que actualmente milita en el Racing de Ferrol, precisamente el próximo rival del Málaga.

A pesar de que el equipo aún está inmerso en la lucha por el ascenso, Muñiz y su grupo de colaboradores ya han comenzado a trazar los primeros ejes del segundo proyecto deportivo del asturiano. La rigidez económica, como ya apuntó hace unas semanas el director general del club, Luis Yáñez, volverá a planear en todas las operaciones y el Málaga, como ya hiciera esta temporada, estará muy atento a los movimientos de los equipos más poderosos de Primera División, como el caso del Villarreal.

Jugador de tremenda calidad con el balón en los pies, con una gran velocidad tanto en corto como en largo y con un gran olfato de gol, Jonathan Pereira, con sus apenas 20 años y 1,63 de altura, se ha convertido este año en uno de los cracks de Segunda.

El jugador admitió ayer los contactos entre ambos clubes y aseguró que la operación sólo se cristalizaría si el Málaga asciende. El principal problema radica en el hecho de que se trata de un jugador con un gran cartel tanto en Primera como en Segunda por la gran temporada que está completando en el conjunto gallego y será una pieza muy codiciada en el mercado veraniego. La Real Sociedad es otro de los equipos interesados en contar con los servicios de esta versátil mediapunta, que en el partido de ida disputado en La Rosaleda ofreció toda una exhibición y fue el autor del 0-2 tras una excepcional jugada.

El jugador confesó ayer sentirse "halagado" por el interés del Málaga e incluso llegó a asegurar que las negociaciones están encauzadas en un 80%, siempre que el Málaga suba a Primera. Si se confirman el ascenso y la cesión del mediapunta gallego, Jonathan Pereira se convertiría en el segundo refuerzo tras el acuerdo al que llegó con Pere Martí. El centrocampista del Elche ya ha firmado un contrato por tres temporadas que quedará anulado en el caso de que el Málaga permanezca en la categoría de plata. A pesar de que el jugador deberá estar aproximadamente seis meses de baja, Muñiz ha mantenido intactas sus intenciones y ve en Pere Martí un jugador muy válido para su segundo proyecto.

Además del capítulo de refuerzos, el entrenador y director deportivo pretende cerrar en las próximas fechas la continuidad de la columna vertebral del equipo. Weligton, sobre el que el club tiene una opción de compra que expira el 30 de abril, es una de las principales prioridades. El Málaga debe abonarle al Grasshopper 500.000 euros para adquirir los derechos del jugador y solicitó una prórroga para que el pago no venciera este mes. El jugador, por su parte, quiere quedarse en Málaga y ayer aseguró que "todo está más cerca que nunca" para que la negociación se cristalice. En la actualidad, tanto el club como el brasileño están negociando la ficha del jugador, aunque Weligton afirmó ayer que las diferencias "no son muy grandes" y que en dos o tres semanas se solucionará todo.

El que no está dispuesto a variar ni una coma de su contrato es Salva Ballesta. "Conmigo no va a pasar nada. No me tengo que preocupar ni en preguntarlo, mi contrato ya ha sido tocado de una manera entendible por el club. El esfuerzo que tuvimos que hacer ya lo hicimos", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios