fútbol segunda división b

El nuevo líder asalta Cartagonova

  • El Marbella tumba al Cartagena en su feudo y se coloca como primer clasificado

  • El gol de Indiano de libre directo a la media hora fue suficiente

  • El quinto puesto, a diez puntos

Corpas se deshace de la presión de un rival y mantiene el esférico. Corpas se deshace de la presión de un rival y mantiene el esférico.

Corpas se deshace de la presión de un rival y mantiene el esférico. / marbella fc

El Marbella destronó al rey Cartagena de su trono del Grupo IV de Segunda B. Se puso sus mejores galas, acudió a su feudo y lo derrocó a base de pegada, seguridad y contundencia. Le arrebata 14 jornadas de reinado a los albinegros para iniciar un nuevo camino de color blanquillo. Dan así un paso muy firme en su ya clara lucha por el ascenso y se sitúan con una ventaja de diez puntos sobre la quinta posición, la primera que no da opción al play off. Además, son ya nueve las jornadas que acumula el equipo sin perder. Cuatro, sin encajar ningún gol.

El Marbella realizó un despliegue físico espectacular, con una buena primera parte y menos brillo en la segunda, en la que anularon dos goles al Cartagena, el primero por un claro fuera de juego y el segundo por una clamorosa mano del local Rubén Cruz.

El Cartagena arrancó mejor sobre el verde pero fue el Marbella el que poco a poco se impuso. El gol de Indiano a la media hora cambió todo. El blanquillo precisaba desde la frontal un libre directo que Marcos no olía. La Efesé no producía más allá de tímidos acercamientos al área de Wilfred. El gol noqueó a los locales y fueron los visitantes los que llegaron al descanso con el dominio del partido.

En la segunda parte, el Cartagena intentó reaccionar pero el Marbella se mostró muy sólido en defensa, cerrando todos los huecos y haciendo que la única fórmula para acceder a las inmediaciones de Wilfred fuera el balón parado. En casi todas esas acciones generaban incertidumbre y la acción más clara fue un cabezazo de Rubén Cruz que salió rozando el larguero. Los blanquillos llegaron muy poco al área rival en este segundo periodo, realizando un gran desgaste defensivo.

Con el paso de los minutos y los cambios, los albinegros fueron poniendo una marcha más en su juego. De hecho, Moisés marcó tras una falta lateral, pero el árbitro lo anuló por fuera de juego. Los marbellíes aguantaban y en los últimos compases llegó otro gol local, de nuevo anulado, esta vez por mano. Aquello creó revuelo y el juego estuvo mucho tiempo parado. Los seis minutos de descuento no pudieron con los blanquillos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios