fútbol Segunda División B

De nuevo líder en solitario

  • El Marbella solventa un duro partido ante un peleón filial bético

Sergio Narváez, instantes antes de golpear el esférico, ayer. Sergio Narváez, instantes antes de golpear el esférico, ayer.

Sergio Narváez, instantes antes de golpear el esférico, ayer. / marbella fc

Y de nuevo, el triunfo. Sumar de tres en tres. Venía el Marbella de sumar dos encuentros consecutivos con un empate tras la trascendental victoria ante el Cartagena que le aupó al liderato. Ayer, tras un empate de los albinegros, el equipo blanquillo volvió a solventar un complicado encuentro ante un peleón Betis Deportivo y se cuela de nuevo en solitario en lo más alto de la tabla clasificatoria de este Grupo IV de Segunda División B.

Llegaba condicionado Fernando Estévez por las bajas de Hevia, Rioja, Pavón e Indiano, pero el técnico granadino solventó bien las carencias con varios movimientos tácticos en su estructura. De nuevo, estilete Añón.

El Marbella, como puntal de la categoría, arrancó mirando muy arriba y exigió mucho a un Betis que aceptó ser dominado desde bien pronto. Entre Añón y Narváez llegaron los primeros uys a la grada. El gol, que a la postre sería determinante, llegó pasado el cuarto de hora. Un buen saque de puerta de Wilfred para Álex Bernal, que controla y filtra para Juanfran en el corazón del área. Este no perdonaba y hacía enloquecer al pueblo con la inauguración del marcador.

La seriedad defensiva del Marbella mantuvo el partido sin alteraciones en lo que restó de partido. Juanfran tuvo el doblete con su testa poco después del 1-0, pero reaccionó bien el meta Pedro. El bético Abreu dio el susto, pero Wilfred también hace méritos. Así se llegó al descanso, con la sensación de peligro marbellí pero con el partido muy abierto.

En la segunda mitad, el Betis dio un paso adelante y aumentó varias escalas con su presión. De nuevo demostró el equipo local porque es una de las mejores defensas del campeonato. Abortaron innumerables acciones y Wilfred hizo el resto -hubo gol fantasma en el arranque del segundo periodo para los verdiblancos-.

La expulsión del visitante Nacho restó muchas opciones al Betis, que no dejó de intentarlo pero que perdió mordiente. El Marbella supo dormir el partido en los últimos compases, en los que Wilfred solo tuvo que aparecer en una ocasión. Más tres y de nuevo liderato en solitario para un Marbella que no para de sorprender.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios