Un nuevo pulso entre Rossi y Márquez

Marc Márquez llega al circuito alemán de Sachsenring, escenario de la novena prueba del Mundial de motociclismo, con el claro reto de hacer de unos de sus circuitos talismán una oportunidad única para reducir distancias con sus rivales de Yamaha.

El español ha ganado en las dos últimas ocasiones en las que ha estado en Alemania y siempre desde la mejor posición en la formación de salida, lo que unido a que desde que llegaron los motores de cuatro tiempos a la categoría reina, en 2002, Honda ha logrado nueve victorias en Sachsenring, por tres de Yamaha y una de Ducati, confieren al doble campeón del mundo cierta ventaja.

Además, es obvio que en la mente de Márquez seguro que está el ánimo de revancha tras la derrota que le infligió en Assen el líder del Mundial, Valentino Rossi, con su arriesgada acción en los últimos metros de la última vuelta, que le acabó reportando su tercera victoria de la temporada.

"Una vez más Valentino ha sido el más listo y nos ha enseñado una cosa nueva que todos la hemos visto y todos la podemos ahora hacer", apuntó ayer el catalán acerca del incidente en el Gran Premio de Holanda.

Rossi y su compañero Jorge Lorenzo son los referentes en MotoGP esta campaña, pero sobre todo Márquez y también Dani Pedrosa parecen ser quienes más en disposición se encuentran de plantarles cara, puesto que los pilotos de Ducati, Andrea Dovizioso y Andrea Iannone, no terminan de dar el paso necesario para pelear por la victoria en cada carrera, aunque el segundo de ellos mantiene como Rossi y Lorenzo una gran regularidad.

En Moto2, Tito Rabat no llega en las mejores condiciones físicas tras la fractura de clavícula que sufrió mientras se entrenaba en Almería. La situación se antoja difícil ante un rival tan fuerte como el francés Johann Zarco. También el británico Danny Kent parte con la vitola de favorito en Moto3, que aventaja en 57 puntos al segundo clasificado en la general, el italiano Bastianini.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios