La octava final de Hierrezuelo

La bandera de Málaga también estuvo presente en la final de la Copa del Rey, un año más, con el árbitro Daniel Hierrezuelo. Instalado desde hace años en la élite del baloncesto nacional e internacional, dirigió nada menos que su octava final en la competición del KO, todo un hito.

Desde su debut en 1996 en León con el Joventut-Cáceres han caído otras siete para el colegiado malagueño que más lejos ha llegado en el mundo del arbitraje en la canasta. Entonces contaba con sólo 25 años. A sus 43 sigue en la cresta de la ola. De las últimas cinco ediciones de la Copa ha dirigido nada menos que cuatro veces el partido que corona al campeón. Ayer, tras haber estado en los cuartos de final en el Madrid-Bilbao, lo hizo como árbitro principal. Hay muy pocos, o ninguno, en el escalafón por delante de él en el arbitraje español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios