Los pactos de la Euroliga

  • Los poderosos de la ACB unen posturas para mantener las cuatro licencias en la competición

Tras el paréntesis de dos semanas para la celebración de las competiciones nacionales coperas, desde este jueves regresa la Euroliga para completar la segunda vuelta del Top 16. La situación del Unicaja lleva a pensar en el partido a partido, asumido que la clasificación es casi un imposible salvo una racha de victorias impensable. En cualquier caso, el decoro deportivo siempre importan y cada victoria cuenta para el ranking de méritos.

No obstante, fuera de la cancha la Euroliga continuará en los despachos cuando la participación deportiva acabe. Como decía ayer Carlos Jiménez, portavoz del club, "determinante no sé si sería que quitaran la licencia. Pero a todos los niveles es mejor estar, no hay duda. Para el club, para atraer jugadores, para atraer patrocinadores, para la afición... Estar o no es un escenario distinto. Por eso es importante hacer las cosas bien deportivamente".

El escenario que maneja el Unicaja es que estando en la final de la ACB o en las semifinales sin que en la final esté un club distinto a Madrid y Barcelona el equipo continuará jugando la máxima competición europea. ¿Con licencia A o B? Es el debate que hay ahora mismo. Jordi Bertomeu, factótum de la Euroliga, tiene congelado al proceso de instaurar ascensos y descensos entre Euroliga y Eurocup simulando una competición nacional. Y, aunque ha afirmado repetidamente que se reducirán de cuatro a tres las licencias para España, aún no hay certeza.

Los clubes españoles pergeñan un frente común en la Euroliga. Aunque Barcelona y Real Madrid tienen asegurada su presencia en la competición sin fecha de caducidad, por razones estratégicas les interesa no quedarse con sólo un club español más con ellos. A nivel europeo y a nivel nacional para gestionar las mayorías en la ACB. Es por ello que hay conversaciones constantes y fluidas. El presidente del Unicaja, Eduardo García, trabaja en el asunto desplazándose con frecuencia a reuniones en Barcelona o Madrid para encuentro a varias bandas. Querejeta tampoco pierde el tiempo, aunque ahora el Alavés de fútbol atrae su tiempo. El Baskonia es el teórico tercero en la lista. La Euroliga maneja un ránking de méritos en competiciones nacionales e internacionales en 2009 en el que probablemente ni la consecución del título de Liga para el Unicaja le hiciera sobrepasar al Laboral Kutxa. Así que siempre es bueno realizar trabajo fuera de pista.

Bertomeu gestiona por otro lado la presión rusa y turca, donde claman mayor protagonismo en número de plazas acorde a sus inversiones. Y sigue adelante su idea de fidelizar plazas en Londres, París y Berlín para acumular los mejores mercados del continente. La realidad es que la fiabilidad de los equipos españoles en la competición es enorme, pero proyectos interesantes como el que larva en Jerusalén también piden hueco entre las mejores del continente.

En ese equilibrio serán claves los acuerdos tácitos y los apoyos. La pérdida de una licencia A no implicará que descienda la participación española pero sí puede hacer saltar la paz entre los grandes en la ACB. Es un detalle que no hay que obviar. En la Copa del Rey de Las Palmas fue uno de los temas candentes. Allí no estuvo el Baskonia jugando.

La Euroliga regresa mañana y para el Unicaja se seguirá jugando fuera de la pista cuando acabe su participación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios