Del pánico a los títulos: el milagro Brawn GP

Hace siete meses se sucedían las carreras en los pasillos y las llamadas telefónicas para comprar el antiguo equipo a Honda a pocos días del inicio de la temporada. Ayer, la nueva escudería Brawn GP festejó en Brasil los títulos de campeón del mundo de Fórmula 1 de pilotos y de constructores.

El 5 de diciembre Honda anunció que se retiraba, que se despedía de la Fórmula 1 dejando en la estacada al equipo de los pilotos Jenson Button y Rubens Barrichello y al jefe de equipo, Ross Brawn, contratado un año antes y que dando por perdido 2008 centró los recursos en el novedoso auto de 2009. Pasaron muchas semanas de incertidumbre. Mientras los rivales presentaban y preparaban sus coches, Brawn y compañía buscaban inversores y motores. Tres meses y un día después, llegó la salvación.

Brawn, el que fuera uno de los cerebros de la época dorada de Ferrari con los cinco títulos mundiales del alemán Michael Schumacher, pasaba a ser el propietario. Los cerca de 700 trabajadores de la fábrica de Brackley podían al fin respirar. A diferencia de Button y Barrichello, ellos no ganaban grandes sumas de dinero y su puesto de trabajo había estado en el aire.

Los pilotos tuvieron que rebajarse el sueldo, a pesar de que Brawn contó con el apoyo financiero de Honda. Resolver el contrato de los trabajadores hubiera sido para el fabricante japonés muy caro por las leyes laborales británicas. Era más barato ponerle las cosas más fáciles a Brawn. Los dobles difusores ideados por Brawn crearon una gran controversia hasta que fueron autorizados por la FIA. Fueron la clave junto a los motores Mercedes. Mientras McLaren-Mercedes sufría, los propulsores de la marca de la estrella iban perfectos en el chasis de Brawn. En la primera parte de la temporada el dominio fue absoluto del británico Jenson Button, que logró seis triunfos en las siete primeras carreras.

Del temor a la alegría hoy de un equipo que celebró los títulos en Brasil con un alborozo aún más grande del habitual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios