Un paseo bajo la nieve de Copenhague

  • El Atlético despacha al equipo danés y deja la vuelta en un trámite

El Atlético goleó al Copenhague (1-4) y cerró de paso la eliminatoria de dieciseisavos, en un partido en el que fue muy superior, aunque tuvo que remontar un gol del conjunto local al cuarto de hora. Tanto Simeone como sus jugadores habían recalcado que se tomaban muy en serio la Liga Europa, con la que se reencontraban cinco años después, y que estaba olvidada la decepcionante eliminación en Liga de Campeones. Y no dejaron dudas.

Salió mandón el Atlético. El Copenhague apenas había olido la pelota, pero en su mejor y casi única jugada hasta entonces, Ankersen lanzó dentro del área y su disparo lo desvió de tacón a gol con mucha clase Fischer.

El Atlético no se inmutó, siguió a lo suyo y empató pronto de jugada tras un córner. Griezmann se dejó caer a una esquina del área y sacó un centro medido que Saúl, de cabeza, mandó a la red.

El equipo de Simeone levantó un poco el pie y el partido se igualó a la media hora, aunque el peligro seguía siendo rojiblanco. A una gran combinación entre Lucas y Griezmann siguió un gran pase atrás del lateral que Gameiro culminó en el área pequeña.

El partido bajó de revoluciones en la segunda parte. El Copenhague dio un paso adelante, sobre todo con la entrada en punta del paraguayo Santander, desplazando al interior a Fischer, de lejos el hombre más peligroso del equipo danés. Simeone respondió metiendo a Vitolo y dejando solo en punta a Griezmann.

Carrasco firmó entonces un buen pase para dejar solo a Griezmann, que no perdonó y definió de forma delicada ante la media salida de Olsen. El Copenhague se la jugó con tres delanteros, pero el que volvió a marcar fue el Atlético gracias a Vitolo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios