El plan helvético para frenar al dorsal 10

Suiza quiere hacer historia ante Argentina en Sao Paulo, y para lograrlo le será imprescindible frenar a Messi. La última vez que helvéticos y argentinos se vieron, la estrella del Barcelona dejó su marca en Berna con un hat trick (1-3). El alemán Ottmar Hitzfeld no quiere que eso se vuelva a repetir en el choque de octavos de final del Mundial de Brasil 2014. Va por la revancha. "No tiene sentido una marca personal a Messi, porque si no Behrami recibirá su primera tarjeta en cuestión de minutos", señaló Hitzfeld, quien reconoció sin embargo que "está claro también que será difícil sacar a Messi completamente del juego".

La táctica que aplicó Irán con sus escasas individualidades para contener la poderosa ofensiva albiceleste le demostró al exitoso técnico alemán que su plan tampoco es imposible. Y al igual que el conjunto persa, no dudará en resguardar la portería de Benaglio con la mayor cantidad de jugadores disponible a la espera de una salida al contraataque. Su defensa no brilla y lo demostró Francia, que le hizo cinco goles en la fase de grupos.

Pero el poderío del joven y multicultural equipo helvético está en el mediocampo, con su capitán Inler, y cuatro jugadores ofensivos.

Hitzfeld apostará por un equipo compacto en el que la asociación entre los jugadores sea la clave para "armar una especie de red que atrape a Messi". "Los jugadores deberán estar concentrados al máximo", alertó el alemán, para quien el Mundial será su despedida de la profesión.

El portero Benaglio prefiere la cautela. "Puedes mirar todos los vídeos sobre Messi que quieras, pero en el momento en que él vuelva a hacer una jugada sorprendente, todas esas horas no habrán servido de nada".

"¿Cómo queremos frenar a Messi? Difícil. Lo único claro es que se necesita que él tenga un mal día y nosotros una jornada increíble", reconoció Behrami.

Los suizos contarán con un punto clave a favor: el respaldo de los brasileños. Por primera vez en el Mundial, los albicelestes no se sentirán locales. Sólo unos pocos miles de compatriotas podrán alentar desde las tribunas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios