Bajo presión a meses de su Mundial

  • Inglaterra, que visita Gales en el estreno, utilizará el certamen como plataforma para el gran reto del año

El Seis Naciones 2015 de rugby arranca esta noche (21:05) con Inglaterra bajo presión a pocos meses de que comience el Mundial del que es anfitriona y con una Irlanda que confía en poder retener el título más prestigioso del hemisferio norte.

Inglaterra intentará utilizar esta edición de este emblemático torneo como una plataforma hacia el éxito en el Mundial, mientras que la Irlanda de Joe Schmidt quiere demostrar por fin que puede ganar cuando lleva la etiqueta de favorita.

La selección inglesa, que perdió el título del año pasado por la diferencia de puntos, quiere ir un paso más allá en 2015. Y su aventura arranca hoy en la visita a Gales. La primera jornada se completa mañana con los duelos Italia-Irlanda y Francia-Escocia.

El entrenador del XV de la Rosa, Stuart Lancaster, tendrá que afrontar el duelo en plena crisis de lesiones. Owen Farrell, David Wilson, Joe Launchbury, Courtney Lawes, Tom Wood y Ben Morgan causan baja en Cardiff. "Todos los convocados están sanos y listos", dijo Lancaster. "Aunque tenemos algunos lesionados, es bueno dar la bienvenida a otros que se perdieron los partidos internacionales de otoño, como Dan Cole, Mako Vunipola y Tom Youngs".

En contraste, el preparador galés, Warren Gatland, tiene probablemente el equipo más compensado, pues llega al inicio del torneo con la única duda de Jonathan Davies. Apenas hay dos cambios respecto a la selección que batió a Sudáfrica a finales de 2014, con George North y Richard Hibbard ocupando los puestos de Liam Williams y Scott Baldwin.

"Fue una convocatoria complicada con esos dos cambios, pero es bueno tener que tomar estas difíciles decisiones", dijo Gatland. "Estamos ansiosos por que comience el torneo ante una dura Inglaterra delante de un Millennium Stadium lleno".

Gatland espera que el partido sirva a sus jugadores para estudiar a Inglaterra, pues Gales compartirá con los ingleses el Grupo A del Mundial, que se disputará del 18 de septiembre al 31 de octubre en 10 ciudades inglesas más Cardiff. La última vez que Inglaterra visitó el Millenium Stadium, en la última jornada del Seis Naciones 2013, perdió por un aplastante 30-3.

Sobre el papel, parece difícil creer que Irlanda pueda igualar el resultado del año pasado -cuando ganó cuatro de los cinco duelos-, particularmente después de la retirada de Brian O'Driscoll y las lesiones que podrían dejar fuera a jugadores clave como Jonathan Sexton, Conor Murray, Cian Healy y Sean O'Brien.

Sexton se perderá seguramente el partido ante Italia, cuando será reemplazado por Ian Madigan o Ian Keatley. A pesar de su ausencia, Irlanda no debería tener problemas para arrancar el torneo con una victoria.

"Supongo que parte de la ecuación es cómo llegarán Ian Madigan o Ian Keatley a Italia", dijo el técnico Schmidt. "Una de las cosas en las que fuimos más consistentes es que cuando muchos chicos no estaban disponibles, otros dieron un paso al frente".

Francia fue impredecible en los últimos años bajo el mando del seleccionador Philippe Saint-Andre. El XV del Gallo llega con muchas expectativas y con un ojo en Irlanda e Italia, dos de sus rivales en la fase de grupos del Mundial.

El cuadro galo iniciará el Seis Naciones ante una tenaz pero limitada Escocia. Sus verdaderos exámenes serán sus desplazamientos a Dublín y a Londres. Francia chocará con Escocia con Camille Lopez y Rory Kockott como pareja de medios, en tanto que Francois Trinh-Ducse se recupera aún de la rotura de una pierna.

"Es una competición importante por sí misma y además nos vamos a enfrentar a dos equipos contra los que jugaremos en la fase de grupos del Mundial", señaló Saint-Andre a L'Equipe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios