Fútbol tercera división

Una progresión meteórica

  • El Rincón espera superar de nuevo las expectativas tras el gran séptimo puesto del curso pasado

  • Bravo y la unidad del grupo, claves

Partido de pretemporada del Rincón en el Francisco Romero ante el CD Barrio que finalizó con victoria por 5-1 para el cuadro rojillo. Partido de pretemporada del Rincón en el Francisco Romero ante el CD Barrio que finalizó con victoria por 5-1 para el cuadro rojillo.

Partido de pretemporada del Rincón en el Francisco Romero ante el CD Barrio que finalizó con victoria por 5-1 para el cuadro rojillo. / @CDRINCONOFICIAL

El Rincón prepara una nueva campaña en Tercera División con un objetivo muy claro, la apuesta por un proyecto continuista como viene siendo habitual en las últimas campañas dirigidas por Bravo. El entrenador malagueño confía en un grupo de jugadores que cumplen y superan las expectativas año tras año. "En el fútbol no hay fórmulas, pero uno de los aspectos fuertes del Rincón reside en la capacidad humana, un grupo unido, gente joven, sana y con ilusión, es uno de nuestro punto más fuerte", resalta el entrenador.

La disciplina rinconera se ha decantado por realizar unas modificaciones mínimas para no alterar el gran rendimiento mostrado el curso pasado. El propio técnico malagueño destaca que "prácticamente tengo al 80% de jugadores que he dirigido en las últimas campañas. Jugadores como Pepe Capitán, Semi, Alberto Cortés, Adal, Albertillo, entre otros, los he entrenado durante varios años y continúan en el proyecto". Desde la llegada de Bravo al banquillo en la campaña 2014/2015 el conjunto rojillo ha crecido de manera exponencial. Una clara muestra de ello es el paso de jugar en Primera Andaluza hace tres años a finalizar en una espectacular séptima posición la campaña anterior.

La base de este éxito no solo hay que personalizarlo en Bravo, gran parte de este reconocimiento lo protagonizan los propios jugadores, donde buena parte de ellos acumulan varios años compartiendo vestuario. Además, Bravo cuenta con una plantilla joven ya que varios de sus pupilos dieron el salto de categoría juvenil a sénior de la mano del Rincón y, en la actualidad, a esta juventud se le añaden estos años de experiencia en Tercera. "Este curso tendremos una plantilla incluso más joven que la anterior. Me encanta trabajar con gente joven que transmita ilusión, hambre y ganas por mejorar", indica Bravo.

Por otra parte, el preparador se muestra lo más realista posible en referencia a los objetivos marcados para el futuro al expresar que "el objetivo me lo voy marcando según avance la temporada, pero no cabe duda de que trato de inculcarles a mis jugadores una mentalidad ambiciosa", además de su deseo de mejorar la séptima posición alcanzada la campaña pasada. "Quiero mejorar la temporada anterior considerando que hay un grupo muy fuerte, soy honesto conmigo mismo y trato de ser una persona lo más competitiva posible y se lo traslado a mis jugadores. Es muy difícil mejorarla pero en el punto de partida estamos todos iguales y poco a poco la competición nos colocará en el sitio que merecemos", afirma Bravo, que ya piensa en en debut liguero ante el Martos.

Para arrancar la competición oficial en las mejores condiciones físicas el conjunto rojillo ha jugado una serie de amistosos con alternancias de victorias y derrotas. Para Adal, uno de los capitanes del Rincón, más allá de los resultados destaca que "el equipo poco a poco va cogiendo ritmo de partido y se está adaptando a lo que nos pide Bravo, estamos funcionando bien pero hay mucho margen de mejora".

De un lado, Bravo cuenta en su plantilla con un amplio número de jugadores con los que ha vivido multitud de experiencias a lo largo de estos años. "La relación con el míster por parte de plantilla es fantástica, muy cercana y con total confianza, como si fuera un jugador más", señala Adal, y además apostilla que "el estilo de juego que nos caracteriza está basado en la posesión de balón y jugar de forma aseada desde atrás, esa filosofía es la que nos demanda y la que tratamos de trasladar al terreno de juego".

Por otro lado, su entrenador en referencia al estilo de juego iniste en la idea de que "mis jugadores posean todas las armas y recursos posibles, me gusta llevar la iniciativa y que sea un equipo contundente y competitivo. Con una presión fuerte y que lleve la iniciativa con el balón y en ocasiones seamos verticales".

Asimismo, los jugadores deben sentirse identificados con esta filosofía de juego que trasmite Bravo. "El trabajo diario es clave para que crean en ese tipo de trabajo, en todo momento ha sido así y los resultados han ido mejorando. No es una ciencia cierta, pero cuando un equipo esta implicado y reman en una misma dirección hay garantías de que las cosas funcionen" manifiesta.

Por otra parte, el nivel de la Tercera División a priori ascenderá por la participación de equipos como Jaén, Linares o Malagueño. Para el entrenador del Rincón no hay que temer a ningún rival pero anuncia que "hay conjuntos con solera deportiva que aspiran a estar arriba pero el Rincón es un equipo al que no se debe subestimar y en eso estamos, mejorando para lograr mejores resultados año tras año", mientras que Adal valora que "es cierto que se ha formado una liga con equipos más poderosos pero el Rincón plantará cara a todos los rivales, debemos disfrutar".

Por último, Bravo enfatiza que "uno de los aspectos a mejorar es la de encontrar una regularidad de resultados como visitantes, en ocasiones hemos notado falta de experiencia por la juventud, estamos trabajando en ello". De este modo, el Rincón se viste de gala para un nuevo ejercicio con el objetivo seguir creciendo a nivel de club, disfrutar e intentar seguir con esta progresión fulgurante en Tercera División.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios