El club fija el próximo mes como la fecha de regreso de Baptista a los entrenamientos

La historia de José Luis García del Pozo, Recio, irá ineludiblemente ligada a la de San Mamés, uno de los templos del fútbol español. "Tengo muy buenos recuerdos de ese estadio porque debuté el año pasado allí y con un gol que significó la permanencia", rememoraba ayer el canterano, para quien "este año es distinto, salimos a por otros objetivos y espero acabar el partido con la misma alegría y buenos recuerdos que la pasada temporada".

Corría la penúltima jornada del último campeonato liguero y en Bilbao el centrocampista cumplía su vigesimotercera aparición en Liga con el primer equipo. Fue uno de los que dio aire fresco a un Málaga que iba por una senda muy distinta al que era el primer proyecto del jeque Al-Thani.

A Recio se le ha tenido por uno de los descubrimientos de Pellegrini. En realidad, el valor del chileno no fue verle un simple partido en Tercera y acceder a los consejos de quienes le proponían como uno de los baluartes de la casa en el futuro malaguista, sino darle continuidad. Un hecho que de golpe y porrazo desapareció esta campaña. Y es que en esta Liga ha tenido que esperar hasta el pasado 22 de enero para debutar. Fue ante el Barcelona, contra quien salió en los instantes finales. "El míster me dijo que si estaba al nivel que él quería, jugaría", explica el jugador los motivos de esa larga purga, de su ostracismo.

Después, poco a poco, ha aparecido en los tres anteriores encuentros. El último, ante el Mallorca, como titular: "Estoy muy contento porque hacía meses que no jugaba de inicio y estaba esperándolo. Contento también por la victoria del equipo. Ahora toca seguir entrenando y coger ritmo de partido, que sólo se logra con minutos en el campo".

Un partido que no pudo terminar, recordando a los de sus inicios en la élite, por los malditos calambres que te llegan como novatada: "Me retiré con molestias. Fueron calambres normales ya que, aunque se entrene intensamente, los partidos son siempre más exigentes".

Sin más problemas durante la semana, ahora en su pensamiento sólo entra el siguiente encuentro, el de mañana. Será como visitante, el gran mal del equipo este año. Según Recio, "tendremos un partido distinto, complicado en el que hay que salir al 100% y lograr un buen resultado fuera de casa, donde no hemos sacado buenos resultados esta temporada".

Muestra seguridad con lo que toca hacer en San Mamés: "Debemos hacerle al Athetic pagar la factura del partido y viaje a Rusia, planteando un partido con ritmo alto. A los dos nos gusta jugar más con el balón y eso hará que sea un partido bonito donde se pueden aprovechar los espacios atrás".

Ganar lo califica de "golpe en la mesa": "Además, jugar en La Catedral es algo muy bonito y significaría un golpe en la mesa importante hacerse con los tres puntos. Sabemos que quien encadene dos victorias seguidas, tal y como está de apretada la liga, se da un gran salto. Y queremos ser nosotros quien lo haga y debemos hacerlo con buen juego en Bilbao".

La lesión de Baptista se ha convertido en uno de los grandes misterios de la temporada en el Málaga. Más por la falta de información clara que por otra cosa. De hecho, el jugador ha dado más novedades sobre su evolución a través de su cuenta de Twitter que el propio club. Lo que iban a ser entre seis y ocho semanas de baja tras su operación en el sesamoideo de su pie derecho, se había alargado en el tiempo sin fecha fija de regreso. Este periódico informaba el pasado 8 de febrero de que el futbolista sufría una inflamación en la zona operada que le impedía entrar en contacto con el balón y le obligaba a postergar más su retorno.

Ayer, sin embargo, ambos salieron al paso. Primero fue el propio Baptista a través de la mencionada red social. "Mi recuperación va por buen camino. He empezado correr en nuestra cinta especial Alter G [anti-gravedad], y aquí seguimos trabajando para volver el mas pronto posible", decía el brasileño a la par que subía la imagen que acompañan estas líneas.

Aunque un tato escondido en una nota de prensa sobre el entrenamiento, al fin se pronunció la entidad sobre la fecha de retorno del brasileño a los entrenamientos. "Sigue con la intensificación de sus ejercicios de carrera en el tapiz anti-gravedad del gimnasio del estadio Ciudad de Málaga, unos ejercicios que quita un porcentaje de su peso corporal y le permite correr mejor. Con este proceso de recuperación, se espera que antes de que finalice el presente mes de febrero, Baptista pueda trabajar sobre el terreno de juego. Si su evolución es positiva, se espera que el próximo mes pueda reintegrarse al trabajo en grupo", rezaba el escrito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios