"Será una prueba para la fidelidad de la afición"

  • Antonio Hidalgo vuelve a felicitar a los seguidores blanquiazules, pero espera un mayor aforo el domingo

Será uno de los caballos de batalla de aquí al final de la temporada. La presencia de aficionados del Málaga en La Rosaleda se antoja como un arma vital para lograr el ascenso. En la plantilla no hay ninguna queja -todo lo contrario- por todos los que en cada jornada arropan incondicionalmente, pero sí por los que no terminan de animarse. Antonio Hidalgo volvió a hacer un llamamiento ayer a los suyos: "El domingo será una buena piedra de toque para ver la fidelidad de la afición".

El motivo de su afirmación radica en la confluencia de varios factores: el choque no será televisado, se esperan condiciones atmosféricas favorables -no como la molesta lluvia que cayó ante el Castellón, el último precedente en Martiricos- y la visita del colista a priori invita a pensar que los blanquiazules firmarán su decimoquinto triunfo de la temporada.

"Ahora estamos en una fase en la que tenemos que intentar sumar lo máximo posible para llegar muy bien posicionados a las últimas diez. En La Rosaleda hay que sumar de tres en tres. Hay que intentar hacer el enésimo llamamiento de la afición. El equipo está dando un buen rendimiento y la afición está respondiendo. Esperemos que siga así", añadió ayer el centrocampista catalán.

Por su parte, Paulo Jorge también se refirió a esa cuestión. En su opinión, lo resultados que está cosechando el Málaga merecen una mayor afluencia a Martiricos. "Creo que el equipo se merece un gran ambiente. Estamos haciendo una gran temporada y será muy bueno para el equipo que venga mucha gente", deseó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios