Otro punto para el rey del empate

  • El Palo no puede con un Arroyo que le tiene tomada la medida a San Ignacio, donde no ha perdido en ninguna de sus visitas Mereció más el equipo de Rafa Muñoz ante un rival directo

Sensación de oportunidad desperdiciada en San Ignacio. El Palo sólo pudo sumar un punto ante un rival directo como el Arroyo en una jornada propicia para ampliar diferencias con la zona baja. Los de Rafa Muñoz no encontraron su mejor versión ante un rival acostumbrado a un campo de esas dimensiones y que supo atrincherarse atrás y amenazar con las acciones a balón parado.

El choque tuvo un mando tan tímido como constante por parte de los locales, que apenas encontraron acciones claras para poder adelantarse en el marcador. La movilidad de Pibe permitió a sus compañeros poder gozar de algún disparo peligroso, pero nada como para amedrentar a los extremeños, muy conscientes del guión que debían seguir para sobrevivir en San Ignacio.

De hecho, hubo fases del partido en las que el 0-1 estuvo más cerca que el 1-0. Varias acciones de estrategia consecutivas en las que Pol tuvo claro protagonismo, evitando que se repitiera la historia de la pasada temporada, en la que el Arroyo lograba salir victoriosos del feudo paleño.

Por su parte, El Palo jugaba de nuevo al son de Apoño. De sus botas partieron las ocasiones más peligrosas, muchas de ellas fruto de su excelente golpeo a balón parado. El de La Palmilla rozó el gol en varias ocasiones con sendos lanzamientos de falta que estuvieron a punto de batir a Facu.

En la segunda mitad, los locales pusieron una marcha más y se lanzaron a por el partido. Nada más arrancar, Pibe era derribado dentro del área, aunque el colegiado no señaló nada. Las protestas del conjunto local descentraron un poco a los hombres de Rafa Muñoz que fueron perdiendo fuelle con el paso de los minutos. En el tramo final, Pibe y Cardellino tuvieron en sus botas el triunfo, pero no acertaron y El Palo tuvo que conformarse con un punto ante el colista. Decimocuarto empate de la temporada para los paleños, que siguen a una distancia prudente del descenso, pero sin tanta como para estar demasiado tranquilos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios