Otro récord para Guardiola

  • El Bayern Múnich vence al Augsburgo y suma 37 encuentros sin perder en la Bundesliga

El Bayern Múnich se inscribió ayer en los anales como el equipo con más partidos invicto consecutivos en la historia de la Bundesliga al batir por 3-0 al Augsburgo.

Con goles de Jerome Boateng, Franck Ribery y Thomas Müller (de penalti en el descuento), los bávaros festejaron 37 duelos sin perder y superaron los 36 del Hamburgo, que ostentaba esta plusmarca desde hace 31 años.

"Este récord es increíble", celebró el entrenador del Bayern, Josep Guardiola, que con doce partidos invicto seguidos sobrepasó el título de mejor técnico debutante que ostentaba el alemán Heinz Topmöller.

Con la victoria, el Bayern culmina además la duodécima jornada con 32 puntos, más de los que tenía a esta altura del campeonato en la inolvidable temporada pasada que acabó con el triplete de Liga, Liga de Campeones europea y Copa Alemana.

Además, amplió su ventaja en el liderato sobre el Borussia Dortmund, con el que librará un duelo de gigantes la próxima jornada en Dortmund. El subcampeón alemán y europeo cayó por 2-1 ante el Wolfsburgo y quedó ahora a cuatro puntos. El tercero, el Bayer Leverkusen, quedó igualado en 28 puntos con el Dortmund con una victoria por 5-3 sobre el Hamburgo.

En Augsburgo, el Bayern corrigió los problemas de arranque que acusó en los partidos pasados para abrir el marcador a los cuatro minutos a través del primer tanto del defensor Jerome Boateng. Ante un rival claramente inferior, pero sin gran brillo, los bávaros aumentaron la diferencia a los 42 minutos con un imparable tiro libre de Ribery. Müller, ingresado a los 74 minutos, selló el 3-0 mediante un penalti ejecutado en el descuento al dar el balón en la mano con la que Matthias Oztrzolek se tapó la cara para protegerse.

"Me alegra mucho haber hecho el gol y también que hayamos roto un récord", festejó el zaguero Boateng tras su primer gol de la temporada. El jugador reconoció, sin embargo, que la plusmarca no había sido un tema para el equipo, que estaba solamente concentrado en alzarse con los tres puntos.

Un tiro libre impecable fue también el ejecutado por el atacante del Dortmund Marco Reus, que puso en ventaja al Dortmund frente al Wolfsburgo en el descuento del primer tiempo. El Wolfsburgo, que ya venía de una racha de tres victorias al hilo, respondió con goles del suizo Ricardo Rodríguez, a los 56 minutos, y un soberbio tanto del croata Ivica Olic, a los 69. "Esto es parte del fútbol. El Wolfsburgo tiene un equipo muy fuerte (...) Intentamos todo pero no lo conseguimos", resumió el técnico Jürgen Klopp tras la segunda derrota de la semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios