La resignación de Sergio Scariolo

  • El técnico da por perdida la llegada de algún fichaje al menos "en un espacio de tiempo corto", aunque dice que lo entiende

El paso de los días y la no concreción de algún fichaje que apuntale a una plantilla cajista mermada por la lesiones ha provocado que la resignación aparezca en la figura de Sergio Scariolo. El técnico expresó su parecer al respecto cuestionado por los periodistas desplazados hasta Zagreb. "Estoy totalmente resignado en cuanto a una resolución en un espacio de tiempo corto. Pero hay que entenderlo. Hay que saber lo que se puede trabajar y mejorar y lo que sólo se puede mejorar desde un ajuste estructural. Todos en el club lo tenemos claro, pero es cuestión de poder hacerlo. Hay que ver hasta dónde se puede llegar y ya está. Buscaremos otro camino para llegar al éxito, aunque tengo claro que si pudiéramos resolver ese punto de mejora podríamos aspirar a competir para lograr títulos. Ahora, sólo espero que no haya más lesiones y que se recuperen los que están fuera. Contamos con que la calidad del trabajo que hacemos todos los días, que es muy bueno, nos permita seguir progresando", aclaró el italiano.

Según Scariolo existen algunos aspectos que se podrían mejorar retocando la plantilla y el partido de ayer le sirvió para ratificarlo pese al buen rendimiento general: "Hemos defendido muy bien y después de un gran inicio quizás hemos pensado que la tarea sería más fácil de lo que pensábamos. Se ha ratificado la mejora del equipo y la dificultad que tenemos en evitar ciertos baches durante el partido, sobre todo con determinados quintetos en pista, algo que nos puede costar caro en determinados partidos. Es un problema estructural, de experiencia, de liderazgo, que no vamos a solucionar de ninguna manera. Esperamos que la mejora de nuestro baloncesto nos lleve a acumular bonus extra que podamos gastar en momentos de crisis. Más que un problema con la segunda unidad se trata de una cuestión de dirección, de experiencia, de tener concentración. Es cuestión de sabiduría baloncestística". Un problema para el que el bresciano sólo encuentra la medicina del paso del tiempo: "La toma de experiencia de un jugador no es algo de semanas, se puede acelerar cuando hay ejemplos en el vestuario pero, si no, hay que dar tiempo. Es un camino más rentable económicamente hablando pero mas lento. Hay que tener paciencia en esta faceta porque irán haciéndose con el paso de las semanas".

Sobre el partido en sí, Scariolo valoró la buena actitud y concentración con la que sus jugadores afrontaron el choque desde el inicio. "El equipo ahora sale con confianza porque sabe que ha mejorado mucho su nivel de juego. Es importante comenzar con buen pie y no a verlas venir. Es un punto que hemos mejorado mucho. Todo está vinculado. Estás mejor, ganas más partidos y la confianza aumenta. El problema viene cuando uno cree que ya no necesita sacrificio y esfuerzo, como ha sucedido tras el buen inicio. Lo tenemos bien claro y casi siempre salimos muy metidos", aclaró.

Su gran preocupación, la factura que el partido de ayer pueda tener a nivel físico de cara al complicado compromiso de mañana ante el Barcelona: "Temo que podamos pagar la factura por el esfuerzo el próximo sábado, sobre todo en algunos jugadores especialmente castigados, pero nunca he temido que no llegáramos a este partido con la actitud adecuada. Lo habíamos hablado en el vestuario porque no quería encontrarme con sorpresas. Los jugadores me confirmaron que querían luchar para terminar lo más arriba posible y lo han demostrado. Estamos mejorando con más cohesión y ahora hay que seguir compitiendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios