El reto arranca en Andalucía

  • La Rábida da la salida al primer duelo de Contador y Froome, los dos grandes favoritos para el Tour de Francia La carrera andaluza se inició en 1925 y esta edición será la 61ª

La edición 2015 de la Vuelta a Andalucía promete ser apasionante: muchas estrellas del pelotón mundial se disputarán el triunfo en 850 kilómetros. Serán cinco etapas por las provincias de Huelva, Sevilla, Granada, Jaén, Córdoba y Málaga. Se producirá uno de los duelos más esperados en el mundo del ciclismo: Chris Froome (Tour de 2013) y Alberto Contador (Vuelta a España 2014) se volverán a retar en la carretera. La última ocasión donde se encontraron fue en la Vuelta a España 2014, con triunfo para Contador. Se tenía que haber unido a este duelo Nairo Quintana (Giro de Italia 2014), pero una caída en el Campeonato de Colombia lo llevó a renunciar a la competición andaluza. Contador y Froome inician su temporada en Andalucía. Y, aunque estarán lejos de su mejor forma, la atracción mediática está servida. Esta Ruta del Sol tendrá al Tour como referencia: será una pequeña Route du Soleil.

La empresa organizadora, Deporinter, reformó la Vuelta a Andalucía en 2013 y redujo una etapa. En tiempos de crisis, tocaba reinventarse. Apostó por la cercanía a los seguidores, que podían participar como socios protectores en experiencias en la carrera: una tipología cercana al moderno crowdfunding que es el secreto de una parte de los ingresos. Apenas dos años después, la Vuelta a Andalucía es una de las pruebas más consolidadas en el calendario español, sumergido en una profunda crisis económica y de identidad, de la que ha logrado escaparse la carrera andaluza.

Más allá del duelo de las estrellas, la carrera presenta un cartel de primera categoría. Corren 22 equipos, con nombres de la talla de los franceses Jean Christophe Peraud, segundo en el Tour de 2014, o Pierre Rolland, cuarto en el Giro de 2014. Y otras figuras mundiales como el belga Jurgen Van den Broeck, tercero en el Tour de 2010; el alemán John Degenkolb, que ha ganado nueve etapas en la Vuelta a España; el holandés Bauke Mollema y el luxemburgués Frank Schleck. Destaca la ausencia del ganador en las tres últimas ediciones, Alejandro Valverde, que ha cambiado el abrupto terreno andaluz por el llano arábigo, participando en el Tour de Omán. Entre los españoles, destacan Contador, Daniel Navarro y Sergio Pardilla.

De nada sirve tener un gran cartel si no se consigue difundir. De ello se encargará Eurosport, otro secreto de la relevancia mediática de la prueba. A través de su señal, se podrán ver las cinco etapas de la Vuelta a Andalucía, que celebra este año su 61 edición; se empezó a disputar en 1925 aunque con parón hasta 1955.

Sin ser un perfil plenamente montañoso, habrá terreno para que se reten los líderes de la general. Hay un doble sector en la primera jornada, con una etapa llana por la mañana de La Rábida a Hinojos, que como la del último día de Montilla a Alhaurín de la Torre será ideal para los velocistas, y un prólogo de ocho kilómetros por la tarde dentro de Coria del Río. A ellas se les une otra de media montaña. El final en Lucena viene precedido de un puerto a seis kilómetros del final. Las tres son para velocistas poderosos. Pero el verdadero espectáculo será la tercera y cuarta etapa, con las subidas a Hazallana y al Alto de Allanadas, donde se decidirá la carrera. Motril y Maracena, respectivamente, inaugurarán sendas jornadas decisivas.

Dos puertos emblemáticos de Andalucía, con pendientes considerables y muchas historias a sus espaldas. En Hazallana se vio la irrupción del veterano Horner en la Vuelta a España 2013, su primer triunfo camino de esa sorprendente victoria, la primera grande del estadounidense a sus 42 años. Froome y Contador tienen a partir de hoy el primer test de cara a su principal objetivo de la temporada: el Tour de Francia. La Ruta del Sol es el escenario del primer gran duelo del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios